Yo votaría a Atila

Cospedal-discapacitados-difundido-campana-electoral_EDIIMA20150518_0280_4

¿Qué más tienen que hacerle a esta sociedad para que reaccione y cambie? Se diría que ha perdido la dignidad. Porque hay mermas cuya aceptación envilece. En daños a nuestros semejantes, en […]

Para mi amigo Pablo. Carta de Juan Carlos Monedero

"carta a pablo iglesias"

Cuando fundamos Podemos, tres convicciones nos acompañaban: la necesidad de decirle a los responsables de vaciar nuestra democracia que podían vencer, pero que no nos estaban convenciendo; la necesidad de construir un relato que terminara con la resignación a la que se invitaba a nuestro país; y la convicción de que para cambiar nuestra democracia teníamos que recuperar, junto a la inteligencia, la emoción, que teníamos que hablar con la misma voz con la que hablábamos todos los días, que teníamos que reinventar nuestras tradiciones para que todo el esfuerzo de nuestros mayores no se echara a perder.

Paleoliberalismo

"paleoliberalismo"

Mientras Pablo Iglesias nos descubre a todos qué significa de verdad la socialdemocracia, igual que antes nos reveló qué era de verdad la democracia o toda la verdad sobre la Transición, Ciudadanos lleva ya dos entregas de su programa económico “calculado hasta el último euro”. El entusiasmo desatado entre los medios españoles autoproclamados liberales resulta indescriptible. Por fin parecen haber encontrado ese proyecto riguroso e innovador que andaban buscando desde los tiempos de Franco.

Aves de RaPPiña

"aves de rappiña"

“En las cumbres más altas sólo pueden vivir las aves de rapiña y los reptiles” espetó uno de los accionistas de Bankia al presidente de la entidad, José Ignacio Goirigolzarri, y a la decena de consejeros que soportaron la rabia, las quejas y hasta las lágrimas de los estafados.

El juego de trileros del PP en materia de empleo

El juego de trileros del PP en materia de empleo

El Gobierno español ha diseñado una calculada estrategia que le permita maquillar las cifras –que no las consecuencias- del desempleo. Se trata de una estrategia relativamente simple y que consiste, ante la imposibilidad/falta de voluntad de crear empleo suficiente para atender la demanda real, en proceder -como el trilero que esconde la bolita-, a la destrucción (al menos nominal) del desempleo.

Rajoy, esa máquina de destruir empleo

"desempleo"

Por mucho que el Gobierno intente hacernos ver lo contrario, su balance en materia de empleo sigue siendo catastrófico. Los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), conocida ayer, son concluyentes. A finales de marzo había en España 17.458.800 ocupados, frente a los 18.153.000 existentes al comienzo de la legislatura. Eso significa que, desde la llegada de Mariano Rajoy al poder en diciembre de 2011, han desaparecido 694.200 puestos de trabajo.

¿Qué es el cambio? Artículo de Pablo Iglesias en El País

"plan renove"

Decía Olof Palme que los derechos de la democracia no pueden estar reservados a un grupo selecto de la sociedad, sino que corresponden a todas las personas. La reflexión de aquel socialdemócrata sueco que caminaba sin escolta adquiere en nuestros días una notable radicalidad, ya que señala, con enorme precisión, la diferencia entre el cambio político y el mero recambio, algo que se puede aplicar a las alternativas a los partidos tradicionales en España.

La centralidad (que no el centro ideológico), es la clave de la DIGNIDAD ciudadana.

"podemos centralidad"

Para que las personas tengan un mínimo de dignidad como tales para poder habitar y participar en sus comunidades políticas (de modo institucional o no) sin estar en permanente riesgo su supervivencia. Porque no es lo mismo vivir que sobrevivir y porque no se puede ser esclavo y ciudadano al mismo tiempo. Por esto, por más que se empeñen y vuelvan a empeñar, porque les viene muy bien para recolocar el tablero, la cuestión de los desahucios, de la pobreza energética, de la pobreza infantil y la precariedad laboral no son cuestiones ideológicas; la libertad de reunión, de manifestación, de expresión no es una cuestión ideológica; garantizar el derecho a la sanidad y a la educación no son cuestiones ideológicas. No son ideológicas por que precisamente, sea cual sea la tendencia ideológica que se defienda, estas condiciones no pueden ponerse en cuestión: son las condiciones básicas y elementales para una vida buena. Son las condiciones básicas que separa una democracia de una dictadura, tenga ésta la forma que tenga. Y a eso justamente, fue a lo que se llamó sentido común y centralidad política.

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 8.201 seguidores