Política

Juan Negrín

Juan Negrin1256314342_extras_ladillos_1_0Cuando éramos niños y llegábamos del colegio o de jugar,  preguntábamos a mamá  ¿qué hay para comer? En muchas, muchas ocasiones nos contestaba. Hoy tenemos píldoras del Doctor Negrín. Nosotros no sabíamos quién era ese Doctor. Lo que sí sabíamos era que no nos gustaba esa sopa hecha de pasta diminuta en forma de píldoras. Cuando fui mayor, me sedujo la idea de leer La Guerra Civil Española de Gabriel Jackson, nacido en Reino Unido. Magnífico historiador y gran amante de España. Nadie mejor que él describió esa parte de nuestra triste y miserable historia con objetividad y rigor.

Leyendo ese libro sobre nuestra guerra civil conocí a Juan Negrín. Al leer su nombre, rememoré los días de mi infancia cuando preguntábamos a mamá sobre la comida. Ella me confirmó que sí. Se trataba del mismo personaje. En su familia,  gente de derechas, llamaban de esa forma a la sopa en recuerdo al odiado Presidente del último gobierno de la II República (1937-1939).

Ningún dirigente o político “rojo” fue tan odiado y denostado hasta la crueldad más intolerable por los vencedores de la guerra civil. Por otra parte, los gobiernos democráticos posteriores a la dictadura no han tenido el coraje ni la voluntad de reivindicar una figura que no hace más que ennoblecerse con el paso del tiempo.

¿Quién fue Juan Negrín y qué hizo para ser tan odiado?

Nace en la Calle Mayor de Triana en Las Palmas de Gran Canaria, isla de Gran Canaria, el 3 de febrero de 1892. Hijo primogénito de un próspero hombre de negocios, estudió las primeras letras en su ciudad natal en el colegio privado La Soledad y obtuvo las máximas calificaciones en el Bachillerato, durante el curso 1905-06, a la increíble edad de 14 años.

Durante el curso 1906-07 se traslada a Alemania y comienza la carrera de Medicina a los quince años, primero en la Universidad de Kiel y luego en la de Leipzig, vinculándose a su Escuela de Fisiología dirigida por Ewald Hering. En 1912, a los veinte años, obtuvo el grado de Doctor.

Trabajó como asistente numerario en la misma Universidad y la movilización de sus superiores en la Gran Guerra de 1914 le hizo asumir más responsabilidades docentes. Se convierte en un políglota (inglés, alemán y francés) y traduce del francés al alemán L´Anaphylaxie de Charles Richet.

El 21 de julio de 1914 se casa con María Fidelman Brodsky, pianista e hija de una familia acomodada de rusos exiliados que vivían en Holanda. El matrimonio tuvo cinco hijos, de los que sobrevivieron tres de ellos: Juan, Rómulo y Miguel, adoptando estos el apellido Mijailov.

En 1916 se incorpora al Laboratorio de Fisiología General en Madrid, sito en los sótanos de la Residencia de Estudiantes, y dependiente de la Junta de Ampliación de Estudios. En 1919 convalida en España su título de Licenciado de Medicina y Cirugía y al año siguiente realiza la Tesis Doctoral que fue publicada con el título: “El tono vascular y el mecanismo de la acción vasotónica del esplácnico”.

Nombrado en 1922 Secretario de la Facultad de Medicina de la Universidad Central de Madrid, colabora en la Junta para la construcción de la Ciudad Universitaria, siendo Secretario de la misma en 1931.

En plena Dictadura de Primo de Rivera, en 1929, ingresa en el Partido Socialista Obrero Español, perteneciendo al ala centrista del mismo de la mano de Indalecio Prieto. Empieza su actividad política, aunque en un principio predomina su labor científica y académica.

En las primeras elecciones generales de la República es elegido Diputado a Cortes por Las Palmas de Gran Canaria, su ciudad de nacimiento, cargo que ostentará en los dos comicios siguientes (1933 y 1936). En el máximo órgano legislativo es nombrado Presidente de la Comisión de Hacienda. También representa a la República en foros internacionales como la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Unión Interparlamentaria.

Durante la guerra civil participa en la defensa de Madrid y en septiembre de 1936 es nombrado Ministro de Hacienda del Gobierno de Largo Caballero, poniendo orden a las finanzas españolas y asegurando, mediante la evacuación de las reservas de oro del Banco de España a la URSS y a Francia, el aprovisionamiento de armas y alimentos para la defensa de la República.

En junio de 1937 es nombrado Presidente del Gobierno español y con posterioridad elaborará un proyecto de reconciliación de los españoles denominado Los Trece puntos, que los rebeldes rechazarán. Negrín personifica la resistencia de la República frente a los militares alzados y las potencias fascistas europeas, aunque no podrá evitar la derrota y se exiliará a Francia en 1939 .

En 1940 traslada su residencia a Londres, donde encarnará la suprema autoridad de la República en el exilio, poniendo al servicio de las autoridades británicas su experiencia política internacional y sus conocimientos científicos en beneficio de la causa aliada.

Una vez derrotado el eje fascista en Europa acude a México donde dimite de su cargo de Presidente del Gobierno ante las Cortes españolas en el exilio.

El 12 de noviembre de 1956 muere Juan Negrín en París de un ataque al corazón.

Fue expulsado del PSOE en 1946 mientra permanecía en el exilio. Las razones de su expulsión están vinculadas a una leyenda infamante que, recientemente, historiadores están desmontando: la de que fue, entre otras cosas, un títere de soviéticos y comunistas en su etapa al frente del Gobierno.

Un hombre derrotado dos veces. Por los franquistas y por los suyos. Ayer 24 de octubre de 2009 recuperó su carnet.

“Yo soñé con este momento”, confesó ayer Guerra. Son 63 años los que el PSOE ha tardado en “rectificar”. “El partido se equivocó y hoy tiene la grandeza de reconocerlo”, añadió. Así, llega a su “estación final”. Lo hace ahora, recalcó el ex vicepresidente del Gobierno, por “el escasísimo conocimiento que los españoles tienen de la República y la Guerra Civil”. Y también de Negrín, “un estadista” que legó al PSOE sus valores “de libertad, solidaridad, democracia, fraternidad y esperanza”.

… Siento su muerte, en la certeza de que España lo honrará un día no lejano como a uno de sus mejores hijos.
Pietro Nenni, vicepresidente de la República de Italia

Categorías:Política

5 replies »

  1. Una pregunta. Si alguien quiere contestarla ¿Hitler aparecio de la nada ?
    Porque se trunca tanto la historia, solo cobran protagonismo las atrocidades de esta dictadura, pero algo muy interesante y escasamente divulgado son las causas de la entrada al poder de este personaje
    Que circunstancias hicieron posible este régimen politico, llevado a estos extremos. Quizas las secuelas de la Hiperinflación?, la presión economica que ejercieron los ganadores de la Primera contienda Mundial, a la vencida
    Alemania? Quien fabrica los monstruos ? del cielo no llueven, hay condiciones que son favorables para el cultivo de estos regimenes, esta opinión no justifica a los dictadores, pero parece dificil por no decir imposible que en periodos de estabilidad politica y economica irrumpan en el panorama las dictaduras

    Me gusta

  2. Todos estos cerdos al mando con su pésima gestión mataron a mucha gente inocente , algo que no son los dirigentes de la infame segunda Republica, sean del color que sean, los desgobiernos traen las dictaduras, esto es de cajón.Pero todos estos deplorables dirigentes que no supurieron gobernar su pais, en su mayoria murieron de muerte natural. Un pasaje representativo del cinismo, es las palabras este siniestro personaje que fue la pasionaria incitando a los niños a la guerra, y a defender los ideales con su vida de estos iluminados en la comoda y cobarde retaguardia

    Me gusta

  3. Yo he leído sobre la figura de Negrín, más que nada porque siempre me ha interesado la historia de la II República y de la guerra civil. Pero lo de la sopa no lo había oído nunca,no me ha quedado muy claro por qué se le llamaba con su nombre.
    Esperemos que tenga el reconocimiento que merece.

    Me gusta

    • Era un tipo de pasta que se comía durante la guerra. Cuando el hambre, principalmente en algunas regiones de España, apretaba más. Esa sopa no desapareció de nuestra mesas hasta muchos años después acabada la guerra. Se le daba esa nombre porque recordaba los años malos de miseria y hambre. Bueno, como en todas las guerras. Es como si a la crisis que ahora vivimos, dentro de unos años se le conociera en España como la crisis Zapatero. Él no la inventó. No tiene la culpa. Pero está al frente del país.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s