Sociedad

Publicando en el blog

Hoy tenía que publicar un nuevo post. Dicen que es conveniente hacerlo frecuentemente, para que los lectores que te siguen, sean pocos o muchos, no queden decepcionados al visitarlo de nuevo. Yo, que soy nuevo en esto de publicar post o entradas, tengo mucho que aprender aún. Lo sé. Pero me digo: “Paciencia, al fin y al cabo solo han transcurrido 38 días desde que decidiste dedicar unas horas a hacerlo. Si lo haces porque te gusta escribir, por expresar públicamente lo que piensas y sientes, no te debería importar demasiado la cantidad de lectores que llegan hasta tu blog”  Pero mal me pese, siempre que llego a casa, una de las primeras cosas que hago es mirar las estadísticas del blog  para ver los lectores que han entrado tal o cual día.

Influenciado por tal motivo, uno intenta mejorar y buscar esa o aquella noticia sobre la que puedas escribir mostrando tu particular punto de vista. Por eso decidí que este blog tratara de asuntos de actualidad, en lugar de encasillarme en un tema monográfico que pudiera llegar a aburrirme. Sin embargo, trates de lo que trates, no dejará de ser una página personal dedicada a mostrar tus pensamientos, tu sentimientos, tu forma de ir por la vida, tus inquietudes, tus ganas de todo y de nada.

Y como ocurre siempre que voy a publicar, busco esa noticia, que quizás sin ser la noticia más impactante del día, se ajusta más a lo que quiero transmitir.

Y hoy, para no variar, he leído varios periódicos y no la he encontrado. A pesar de que ha habido muchas y diferentes. Entonces me vuelvo a decir. “Si es verdad, que lo que quieres es mostrar lo que te dicta tu intelecto y tu razón, ¿por qué aunque solo sea por una vez, no te olvidas de noticias y cuentos y escribes lo que te vaya saliendo de dentro, y te explayas contando lo que te apetezca, tengas lectores o no los tengas?

Así que, sentado frente al tablero de creación de entradas del blog empiezo a darle a las teclas, dispongo la parte espiritual de mí ser en total armonía con la sucia e irreverente parte material. Y en completa simbiosis comienzan a salir las palabras que tanto tiempo llevaba guardadas, escondidas en no sé qué recoveco de mi mente. Las que nunca antes me había atrevido a gritar libremente, e intento expulsarlas de mi oscuro interior. No puedo ni quiero ser cobarde. Por una vez diré al mundo entero que estoy desencantado, hastiado, agotado, impotente, inerte y vacío de valores ante la injusticia que asola nuestro bello planeta. Y aunque la rechazo, no sé cómo combatirla de una manera eficiente. Por el contrario, contribuyo con mi apatía a hacerlo menos habitable, más contaminado, menos humano, más injusto y miserable.

Y transcurre mi vida, mirándome el ombligo, sin querer ver más allá de lo que me interesa o me deja de interesar. Disfrutando de una vida sin lujos pero acomodada, ganada por el inmerecido y simple hecho de haber nacido en esta parte del mundo y no en otra. Y lo peor es que soy consciente que este maravilloso planeta azul pertenece a todas las criaturas que viven en él, incluido el hombre, aunque éste sea el más indigno de sus moradores. El malvado y ruin ser humano. La criatura que solo actúa por su interés sin importarle como lo dejará cuando él ya no lo habite.

Es la hora de la cena. No acostumbro comer mucho por las noches. Al menos hoy, mientras lo haga, mi mente viajará a cualquier parte del planeta azul, donde un ser humano, echado sobre un desvencijado camastro, intentará conciliar el sueño sin haberse podido llevar un trozo de pan a su boca.

Maravilloso planeta azul, si pudiera dirigirte unas palabras te preguntaría: Si a todos nos das, el día y la noche, la sombra y la luz, el frío y el calor. ¿No podrías darnos el pan nuestro de cada día sin distinción de raza, idioma y condición?

Muchos te lo agradeceríamos.

Categorías:Sociedad

Tagged as:

3 replies »

  1. Tal vez, dentro de muchas generaciones las próximas civilizaciones que habiten la tierra sean precisamente eso, civilizadas, porque lo que es la nuestra no lo es. Esas mismas civilizaciones cuando estudien nuestra historia nos mirarán como una etapa en el tiempo de 2000 y pico años que saltarán rápido porque no mereceremos la pena.

    Seremos catalogados cómo una etapa de gran injusticia para la humanidad en la que 1.000 millones de personas vivían en la más absoluta miseria mientras que unos pocos de miles tenían tanto dinero que podrían haber remediado o al menos paliado esta tremenda injusticia.

    Sólo desde nuestro pequeño humilde rincón podemos aportar pequeñas cosas que puedan mejorar la vida de los demás en lo más posible.

    Me gusta

  2. Hola amigo, me ha gustado mucho este post. Tienes razón los mejores posts son los que salen del fondo de tu alma, aquellos que empiezas sin saber muy bien como, pero que al terminar y releerlos te dices a tí mismo: Muy bien este si que ha sido bueno jejejejeje. A veces buscamos contenidos interesantes, atractivos en la blogosfera, en las notícias en otros medios, y quizás olvidamos lo más preciado de todo lo que tenemos, nuestro gran fondo interior, que necesita revelarse al mundo decir aquello que necesita comunicar pero no sabe como salir al exterior. Porque las verdades más profundas son las que se dejan entrever, las que son propias de una introspección, las que raramente, sólo en ocasiones especiales se manifiestan abiertamente.

    Me gusta

    • Muy agradecido por tu comentario elmago12. Eres mi primer visitante desconocido que deja un comentario. Además me ha gustado tu estilo de escribir. Si tienes un blog sería un honor poner tu enlace en el mío y si lo consideras oportuno, el mío en el tuyo.
      Gracias de nuevo

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s