Cine

Avatar – El sueño de James Cameron

Sin duda es la película estrella de este año a punto de terminar y la gente espera con gran expectación la nueva película de James Cameron, a la que sólo le quedan dos días justos para su estreno en salas de todo el mundo.

Televisión, prensa, publicidad viral y toda internet promocionan y debaten cada nuevo detalle que hasta hoy ha surgido alrededor de esta larga y costosa producción que, su director, asegura que será una auténtica revolución para el cine argumentando, en resumidas cuentas, que los efectos digitales y la imagen real será indistinguible.

A raíz de toda esta hype (palabra de la cual hablaremos tras su estreno), se me hace un poco difícil creer que Avatar pueda aportar algo verdaderamente nuevo al cine y no, la novedad del 3D que tanto promociona Cameron, no opino que sea algo novedoso porque en realidad este sistema se utiliza desde hace años con la diferencia de que es actualmente cuando se ha popularizado. Además, por el momento es un sistema de visión muy poco aprovechado en las producciones recientes porque además del alto coste de sus entradas, el noventa por ciento de las películas estrenadas en este formato se pueden disfrutar perfectamente en salas convencionales e incluso, dependiendo del tipo de gafas usadas, se pierde y mucho la calidad del visionado, algo que deberia mejorarse urgentemente, entre otros detalles. De las únicas ventajas que tiene es que mejora la sensación de profundidad en la imagen, pero poco más.

Cuando en 1999 se estrenó Matrix y sus dos secuelas, sí considero que fue un punto a tener en cuenta en la historia del cine actual y marcó una revolución a nivel visual, porque aportó unos efectos digitales novedosos y sobretodo, presentó unas nuevas y originales formas de rodar escenas de acción que por su espectacularidad, se usaron posteriormente de inspiración para películas del mismo género, como por ejemplo, la escena del tiroteo en la azotea de un edificio con su protagonista, Neo, en la que se usó centenares de cámaras instaladas en forma de circuito circular alrededor del actor para que cada una captara sólo una imagen (algo parecido a un efecto dominó) y así poder realizar, sin corte alguno, la escena en 360 grados. El resultado, por consiguiente, no sé si marcó un antes y un después como dicen los medios pero es innegable que desde entonces se suele decir eso de “esta película es como Matrix o lo han copiado de Matrix”. ¿Verdad? Por algo será.

Eso sí, una cosa es que el resultado sea algo nuevo y otra cosa es que las tecnologías usadas para conseguirlo sean revolucionarias o no. Por eso quiero concretar que estoy opinando sobre el resultado o lo que vemos finalmente en pantalla y no de la maquinaria que se ha usado para hacerla, porque es lógico que las tecnologías mecánicas e informáticas avanzan a paso gigantesco diariamente.

Avatar no creo que consiga la sensación que sí lo hizo la inserción del sonido en las películas o posteriormente la aplicación del color. Para mí, será una película que ha de verse en pantalla grande y nada más. ¿Su argumento será novedoso? Simplemente es la historia de la humanidad invadiendo un planeta para conseguir sus recursos y un soldado que consigue infiltrarse entre sus habitantes, se pone en contra de los suyos para proteger el mundo que les pertenece. Añadamos a esto algunos giros de guión y muchas escenas de batalla y ya tenemos una película de casi tres horas. Que conste que todo esto lo muestra el tráiler, no he dicho nada revelador. ¿Revolución visual? Después de Matrix, El Señor de los Anillos y otras producciones de gran presupuesto, visualmente me parece una más. ¿Entonces qué es lo realmente revolucionario que según James Cameron cambiará el modo de ver el cine? El 3D, ahora mismo, no parece serlo pero veremos que nos depara el futuro. Porque según él, lo será. La imagen y sonido siguen al mismo nivel y los argumentos de las películas, mayoritariamente, son muy flojos (en ese aspecto, las series de televisión sí ha superado el cine y con creces).

Yo voy a ir a ver Avatar y seguro que me va a gustar mucho y será todo un entretenimiento, pero a no ser que, por decir un ejemplo, nos den unas gafas de realidad virtual en el que podamos ser nosotros los protagonistas de la película, me parece que “todo está inventado”. Como mínimo, hace tiempo leí un artícula que estaban desarrollando una tecnología que permitiria sentir, con el olfato, los olores correspondientes a lo que vemos en pantalla. Vamos, que lo único que nos faltaba es que la sala de cine huela a mierda. Una auténtica revolución tecnológica.

Os dejo con un tráiler extendido de unos tres minutos de duración. ¡Disfrutad de la película y esperamos vuestras opiniones!

Categorías:Cine, YouTube

Tagged as:

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s