Economía

Adiós clase media, adiós

Despedimos el año 2009 con unas cifras económicas vergonzosas, sumamente preocupantes y sin que se atisbe dato positivo que pueda llevarnos siquiera a un ligero optimismo. Querían hacernos creer, primero,  que esta coyuntura económica que estamos sufriendo variaría positivamente a finales de 2009. No ha sido así. Después, que será durante los primeros meses de 2010 cuando se inicie la recuperación. Es comprensible que el mensaje que el Gobierno debe dirigir a su pueblo no puede ser pesimista, pero debe ir acompañado de medidas eficaces para luchar contra el drama del desempleo, y no las vemos si exceptuamos las medidas de protección social, como la ayuda de 420 euros o el Plan E. Me temo que se les han acabado las ideas si es que alguna vez las tuvieron.

Hemos perdido la confianza en este Gobierno porque  todos los indicadores económicos que se publican van en contra de lo que éste nos dice.

Las fuentes de las cifras que relato a continuación proceden del Instituto Nacional de Estadística (INE) y de la oficina de estadísticas de la Comisión Europea, Eurostat.

Según los citados organismos entre el segundo trimestre de 2007, el anterior  a que comenzase la crisis financiera de las hipotecas de alto riesgo, y el segundo semestre de 2009 se han perdido 2,28 millones de puestos de trabajo. El paro entre los menores de 25 años alcanza el 42,9%, 15 puntos por encima de un año antes. El número de hogares con todos sus miembros en desempleo es de 1,13 millones y continúa al alza. La mitad de los españoles que tienen trabajo ganan menos de 15.000 euros anuales. El 30% de los parados lleva más de un año en esa situación y sólo durante 2009 ha crecido en 600.000 personas.  Los porcentajes de paro en España, un 19.3%,  son los más altos de la Unión Europea si exceptuamos a Letonia con el 20.9%. Con estas cifras en la mano es difícil no compartir que la destrucción de empleo terminará convirtiéndose en el mayor efecto-consecuencia de la recesión, por encima de otras como el hundimiento financiero de algunas Entidades de Crédito o el gigantesco agujero de deuda pública contraída por nuestro Gobierno.

Todos los pronósticos de todos los organismos internacionales, sin excepción, señalan que a corto plazo no se prevé un incremento del  Producto Interior Bruto (PIB). Por lo que nos están diciendo que si no se genera riqueza entraremos en una fase prolongada de estancamiento económico que traerá mayor desempleo al irse incorporando cada año mayor número de personas al mercado de trabajo, en su mayor parte jóvenes. Con un agravante más, si las empresas que aún se mantienen en pie terminan cerrando por falta de financiación o viabilidad otras muchas personas se incorporarán al desempleo. La crisis del empleo es mucho más que cifras, es un drama social en aumento, ya que muchas personas entrarían en un desempleo de larga duración o terminarían por abandonar el mercado de trabajo.

Esta crisis del desempleo dejará una dolorosa huella que se prolongará hasta el 2013, para ir decreciendo, que no desapareciendo,  paulatinamente a partir de esa fecha.

Mientras tanto, nuestros políticos se enzarzan en discusiones triviales. Cada uno arrima el ascua a su sardina. Los del Psoe implicados hasta la obcecación en aprobar ley tras ley que a casi nadie importa, no quiero decir que no sean necesarias, pero tienen una importancia relativa en estos momentos. Lo fundamental es la lucha contra el desempleo. Nuestro presidente debería liderar un proyecto global con la participación de todos los partidos para erradicar o por lo menos disminuir considerablemente las cifras de la vergüenza, las del paro. La oposición con Mariano Rajoy a la cabeza debería instar al Gobierno a sentarse a debatir para encontrar soluciones. Todos los grandes pactos se alcanzan cediendo cada uno en algo para conseguir el acuerdo y por consiguiente un mayor bienestar social.

Las crisis económicas siempre perjudican más a los hogares con menos ingresos y menor nivel de formación. Caritas ha publicado un informe en el que expresa su preocupación de que en España haya ya un  12.2% de hogares integrados aún pero con escasos ingresos con un alto riesgo de posibilidades  de engrosar las listas de pobreza.

El Instituto Nacional de Estadística (INE) indica que el sueldo medio en España en 2006 era de 19.680 euros al año, en 2002, cuatro años antes, era de 19.802 euros. Es decir, que en el periodo de mayor bonanza de la economía española, los sueldos no sólo no crecieron, sino que cayeron, más aún si se tiene en cuenta la inflación.

El empobrecimiento de las clases medias, aquellas que son el principal sustento de las haciendas públicas y garantes del Estado del bienestar, está haciendo más difusas las fronteras que las separaban de la pobreza y de la exclusión, en buena parte como efecto del incremento espectacular del paro, aunque no sólo. Algunos sociólogos estiman que esas clases medias están siendo sustituidas poco a poco por los mileuristas, que ya no son sólo jóvenes universitarios que tienen que aceptar bajos salarios para trabajar, a pesar de su superior formación, sino que a ellos se han añadidos los parados de larga duración, inmigrantes, prejubilados, expulsados del mercado laboral, etcétera. Se estima que en España pueden alcanzar los 12 millones de personas.

Se nos va el año y con él una parte de nuestra clase media. Adiós clase media, adiós.

Categorías:Economía, Política

Tagged as:

1 reply »

  1. Todo cierto, y lo peor no ha llegado. Me pregunto qué pasará cuando suba el Euribor. Paises cómo Alemania ya lo están pidiendo. Poco o nada le va a importar al BCE qué España lo esté pasando puta. Subirá el Euribor sí o sí y con ello se encarecerán las hipotecas. Es sólo cuestión de tiempo. La morosidad subirá aún más, decrecerá aún más el consumo porque las familias tendrán menos dinero, cómo es normal. Encima el 2010 trae subidas en la luz, subidas en todo tipo de impuestos, más IVA. Todo ello recae en menos consumo, más despidos, más paro. La deuda pública aún subirá más y más y en poco tiempo fuera del Euro. La situación será insostenible. Posiblemente habrá elecciones anticipadas ante la catastrofe financiera que nos llegará. ZP será recordado cómo el peor presidente de la democracia y el responsable de llevarnos a la ruina. En las elecciones del 2011 el PSOE obtendrá la mayor derrota electoral de la democracia.
    Todo esto, espero que solo sean pensamientos pesimistas que nunca ocurran, pero soy pesimista ante lo que se nos viene encima.
    Feliz año y suerte para todos.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s