Economía

No falte a la verdad, Señor González

Foto de Gonzalo Lauda

¿Y este dinero? Me lo ha prestado Don Paco, cariño

Trabajo en una empresa como financiero, en pocos meses cumpliré 20 años desempeñando ese cargo, Una de mis funciones encomendadas es tratar con Bancos y Cajas de Ahorros. El objetivo de este post, no es otro que contradecir las palabras del Presidente del BBVA, Francisco González, quién manifestó en la Junta General de Accionistas del banco lo siguiente: “Nuestra entidad no ha cerrado el grifo del crédito, lo ha seguido dando en la misma proporción que en años anteriores respecto a los préstamos solicitados”

Y continua, “No hay demanda de préstamos y créditos, ésa es la realidad”

Yo, Señor Francisco González, le contradigo y le acuso de faltar a la verdad o de estar mal informado. Si ha faltado a la verdad, debe haber sido por querer quedar como el bueno de la banca y si no está bien informado, en un asunto de tal trascendencia no se merece los 79 millones de euros que le esperan en concepto de pensión. Insisto, 79 millones de euros, contantes y sonantes, cuando cese en sus funciones ejecutivas.

Como decía al principio, trato con directores de banca de empresas, también con directores de algunas cajas de empresas. Son muchos años de hablar por teléfono casi a diario con ellos, además de habernos visto y mantener reuniones con frecuencia. Llega a existir, en ocasiones, un grado de complicidad, no diría de amistad, pero sí de respeto y sobre todo, como señalaba antes, de complicidad. En esos, casi veinte años, me han comentado de todo, tanto que he llegado a conocer bastante bien cómo funcionan los bancos y cajas, a través de que directrices se mueven, hasta donde pueden llegar en la toma de decisiones y cómo se ha cambiado el concepto de banca tradicional por una mucho más comercial y agresiva.

He estado pensando, hace varios días, en concreto desde el día que leí las declaraciones del Presidente del BBVA, si debía escribir este artículo. Al final me he decidido a hacerlo por dos razones: una porque lo que les ha contado a los accionistas del banco, en relación con las concesiones de préstamos y créditos no es verdad, tanto el BBVA como todos los demás bancos y cajas son responsables, en buena medida, del cierre de numerosísimas empresas, obligadas ante la falta de financiación, y por consiguiente responsables, en una gran parte, del número tan elevado de desempleados.

Y la otra razón, por indignación. Aquí en España; la prensa, entrevista a un personaje o hace un reportaje sobre cualquier persona y es incapaz de hacer la mínima crítica por benévola que sea. Claro que ya conocemos por las dificultades económicas que están atravesando los periódicos y tan grande es su temor de que las entidades crediticias les nieguen la posibilidad de renegociar su deuda contraída y vencida, que no ejercen con plenitud el digno oficio de periodista.

Pero a lo que iba. Situémonos en el primer trimestre de 2008. Todo eran facilidades, mi empresa tenía firmadas varias pólizas de crédito, varias líneas de papel al descuento, más de lo que necesitábamos. Recuerdo algún día haber recibido hasta cuatro llamadas telefónicas reclamándome les llevara a su banco el papel al descuento que tuviera, no importaba la cantidad. Fue un día para recordar. Los cuatro ofreciendo a la baja el tipo de interés con tal de llevarse el papel para su banco. Casi regalado, el objetivo era cubrir objetivos a cualquier precio.

Hasta que llegó el fatídico segundo trimestre. El caos, el hundimiento del sistema financiero, la mayor desconfianza jamás creada en la banca. Lo pagaron las empresas y los consumidores. Se cerró el grifo, aunque el Señor González lo niegue ahora. Ni su banco ni otros, salvo honrosas excepciones, ayudaban a sus clientes de siempre. En concreto el BBVA subió los tipos de interés y las comisiones como nunca antes lo había hecho. El objetivo no era otro que clientes con pólizas y otros instrumentos financieros de riesgo se fueran a la competencia. Muchos lo hicieron. Los que quedaron recibieron una amable llamada para comunicarles que no le renovarían la póliza y que ya no aceptarían más papel al descuento.

Y así hasta hoy y sin que veamos a corto plazo que esto pueda cambiar. No hay ninguna luz en el horizonte, todo son negros nubarrones que se ciernen sobre nosotros.

Los directores, aquellos que fueron mis cómplices durante tantos años ya no son felices.  A algunos les finiquitaron, otros lo están pasando muy mal. Son presionados para conseguir clientes y cuando los consiguen, después de una selección, les dicen que este tipo de clientes no son los adecuados, no dan el perfil que el banco está buscando. Son autónomos, pequeñas y medianas empresas, todos ellos necesitados de financiación para seguir con el negocio, gente normal que tiene que cambiar el coche, el electrodoméstico estropeado. ¿Qué buscan? ¿Millonarios?

Recuerdo que cuando era muy joven oí muchas veces decir a madres de hijas casaderas, que habían tenido mucha suerte porque su Rociito o su Angelita cortejaban con empleados de banca.

Ya son como el resto de los empleados, pero más puteados, con más presión. ¡Cuánto ha cambiado todo!

Buenas noches y feliz día

Categorías:Economía

Tagged as: ,

1 reply »

  1. Si que es verdad todo ha cambiado mucho y hay muchas cosas que echo de menos, sobre todo el como eran las personas antes, con unos ciertos valores que ahora en muchos casos se han perdido.
    Buenas noches y feliz fin de semana.maricmas..

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s