Internacional

El nuevo sueño americano

El Capitolio

Cinco votos de cinco senadores necesita Barack Obama para reescribir la historia de los Estados Unidos. El país más poderoso sobre la tierra, el de más recursos, el país con más premios Nobeles de medicina, el que más dinero destina al gasto sanitario; es el único, entre los países más industrializados, que no contempla en su legislación la universalización de la sanidad. Para nosotros que disfrutamos de uno de los mejores sistemas sanitarios del mundo, gratuito por otra parte, no entendemos como han transcurrido tantos años para que un Presidente se plantee, en serio esta vez, que cerca de cincuenta millones de estadounidenses, que si enferman no pueden ir al médico, puedan disfrutar de un derecho tan elemental y fundamental.

Sicko - Michael Moore

Pero hay más, en los Estados Unidos, creadores del New Deal, del Sueño Americano, del Oh My God, Oh My Gun and Oh My Money, otros 250 millones de estadounidenses ven como a las grandes aseguradoras médicas sólo les mueve el afán de lucro, recortando a los usuarios, con una larguísima lista de enfermedades excluidas, la posibilidad de acceder a la sanidad si no es a costa de su bolsillo.

En los Estados Unidos de América, no existe el derecho a la Sanidad Universal y por lo tanto cada ciudadano debe contratar un seguro con una empresa privada o bien buscar un empleo que incluya un seguro de asistencia sanitaria para sus empleados.

Sin embargo, en muchas ocasiones estos seguros se escudan bajo inmorales cláusulas legales para evitar el pago de procedimientos (enfermedades) costosos o crónicos. Hillary Clinton intentó cuando era Primera Dama en la Casa Blanca impulsar un Sistema Nacional Sanitario de cobertura universal, pero al grito de ¡vienen los socialistas!, los republicanos (y los lobbies farmacéuticos y aseguradores) consiguieron paralizar un plan quizás poco maduro y precipitado.

Suerte Señor Presidente

Ahora , con un presidente que ha fundamentado su campaña electoral en el cambio y ha prometido hasta la saciedad la cobertura universal, parece que ha llegado el momento para que los estadounidenses que todavía no tienen un seguro sanitario gratuito puedan acceder a él sin miedo a que les estafen. (Párrafos IIy III enlazados de somosmedicina.com)

El plan Obama pretende un incremento de la estabilidad, seguridad y calidad de las coberturas médicas, el aumento de las posibilidades de los ciudadanos de acceder a los seguros sanitarios y, por último, la flexibilización de costes de la atención sanitaria para mejorar la eficiencia del sistema.

Eliminar el género y la raza como variables a la hora de fijar el precio de un seguro médico y prohibir el incremento de las tarifas en el momento en el que alguien contrae una enfermedad son elementos de la reforma que encajan en el objetivo de incremento de estabilidad, seguridad y calidad.

En lo que atañe a la accesibilidad, la reforma de Obama pretende forzar a la baja el precio de los seguros médicos actuando en el mercado a través de sus propias reglas. Así, la creación de una institución aseguradora que actúe bajo paraguas gubernamental, pero con fórmulas operativas privadas, pretende estimular la competencia para propiciar un descenso en el precio de los seguros que acabe resultando beneficioso para el ciudadano.

En la misma línea de facilitar la accesibilidad a los seguros, se añaden en este capítulo los incentivos fiscales dirigidos especialmente a las pequeñas y medianas empresas, que tienen dificultades para extender los seguros de salud a sus empleados a causa de los costes excesivos que éstos comportan.

Visto en perspectiva, el plan pone en evidencia que las deficiencias de la cobertura sanitaria en EEUU no afectan únicamente a los que no tienen ningún tipo de cobertura. Es un problema que afecta a toda la ciudadanía, a excepción de un porcentaje muy pequeño de población con ingresos muy elevados.

Seguridad, accesibilidad y eficiencia, estos son los objetivos que pretende la reforma sanitaria. Como se ve, son objetivos que van mucho más allá del acceso a la cobertura médica, aspecto éste que, por cuestiones culturales, es el único que ha logrado captar la atención de los europeos.

No os perdáis la película de Michael Moore sobre la sanidad en los Estados Unidos que he colocado fraccionada, de momento 6 vídeos de 12, en la sección de vídeos. En los próximos días insertaré los otros seis.

No es oro todo lo que reluce. Os dejo un tráiler de la película.

Buenas noches y feliz día

Categorías:Internacional, Sociedad

Tagged as: ,

2 replies »

  1. Por fin alguien con pantalones y de carne y hueso, y no de paja por dentro como la mayoría.

    Por fin alguien se anima a demostrar que con algo de interés y ejerciendo equilibradamente su mandato, puede lograr que la rueda vaya hacia adelante y no en retroceso.

    Me alegro que por fin haya uno que se atreva a cumplir bien lo que promete.

    Enhorabuena!

    Almaes, un besote lo que se dice graaaaaaade para ti, corazón!

    Andri

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s