Día: 19 abril, 2010

La política; un problema y no una solución

A casi nadie se le escapa que los votantes de un signo u otro están hartos de sus políticos, de su forma de hacer y entender la política. Hartos de sus corrupciones, hastiados de la forma en que intervienen en todos los aconteceres de la vida pública sin importarles los medios para conseguir el fin perseguido que no es otro que medrar, medrar y medrar.