Política

La política; un problema y no una solución

Groucho Marx

La política es el arte de buscar problemas, encontrarlos, hacer un diagnóstico falso y aplicar después los remedios equivocados.

La inquietud que genera la clase política y los partidos en particular ha aumentado de forma considerable y ha pasado de ser la quinta preocupación a ocupar el tercer puesto, según el último barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas, hecho público el pasado mes de marzo.

A casi nadie se le escapa que los votantes de un signo u otro están hartos de sus políticos, de su forma de hacer y entender la política. Hartos de sus corrupciones, hastiados de la forma en que intervienen en todos los aconteceres de la vida pública sin importarles los medios para conseguir el fin perseguido que no es otro que medrar, medrar y medrar.

Decía José Bono, no hace muchas fechas, “que los políticos son el colectivo más mirado, como debe ser, el más transparente, y el que puede presumir de no ser aventajado por ningún otro en cuanto a honradez. aunque puede haber ejemplos que confirmen la regla por su excepcionalidad” además criticó sin contemplaciones a quienes les tildan de “vagos u ociosos” Esto lo dice el presidente del Congreso un 26 de marzo de 2010 y unas semanas más tarde la secretaria general del PP María Dolores de Cospedal,  le pide que aclare sus desajustes patrimoniales. En cuanto a lo de vagos u ociosos lo dice también un 26 de marzo, antes de irse de vacaciones, no reincorporándose los diputados al trabajo hasta el día 13 de abril. Vamos como los niños en el colegio, vacaciones de verano, de navidad, de semana santa y el absentismo sin control del que también disfrutan nuestros políticos.

Hoy querría reflexionar sobre el primer debate de los tres programados entre los tres líderes de los tres principales partidos de Reino Unido, el laborista Gordon Brown, el conservador David Cameron y el liberal Nick Clegg.

Las encuestas, una vez terminado el debate, dieron como ganador al liberal Nick Clegg, un político joven, savia nueva que seguramente ganó por execrar de los políticos y por decir que votar laborismo o conservador es lo mismo. Es inevitable que nos preguntemos hasta qué punto ha influido en este resultado mediático y demoscópico  la situación de hartazgo, similar a la española, con la que se acercan a la política los ciudadanos del Reino Unido. Y es inevitable también que hagamos el ejercicio de comparar esa situación con la española ¿Por qué aquí no se hacen los debates de la misma manera, dando entrada en ellos a otras formaciones políticas? ¿Por qué los medios de comunicación españoles no dejan de informar sobre los problemas de España sólo a través de lo que opinan los dirigentes del PP y PSOE? ¿Por qué los medios de comunicación, particularmente los públicos, no cumplen con su obligación de dar voz a todas las expresiones políticas? Y finalmente ¿porqué PP y PSOE se oponen a un cambio en nuestro sistema electoral que beneficia a los partidos mayoritarios y a los nacionalistas, causando un enorme perjuicio a otras formaciones que se presentan en todo el estado y que consiguiendo más votos que otros partidos que se presentan solo en su Comunidad Autónoma acaban teniendo menos actas para el congreso?

Seguramente lo primero que ocurriría, si todo eso sucediera, sería que tendríamos a un Nick Clegg español rebatiendo los discursos cansinos de nuestros dos partidos mayoritarios, lo segundo que muchos ciudadanos volverían a tener confianza en nuestras Instituciones y lo tercero y más importante que nuestra democracia saldría fortalecida.

Que no se apodere de ti el desencanto y la desilusión

Y añadiría un cuarto punto. En este momento tan crítico por el que estamos atravesando, y comprobado, visto y asegurado que tenemos el peor gobierno y la peor oposición de nuestra democracia, tendríamos una tercera vía, otra opción donde agarrarnos y no precipitarnos hacia el desencanto y la desilusión.

Buenas noches y feliz día

Categorías:Política

Tagged as: ,

1 reply »

  1. ¿Dar entrada a un terceras opciones?… no hombre, imagínate que no siguen el guión, y que en lugar de limitarse a pedir su parte del pastel (como hacen grupos autonómicas) se dedican a sacar las vergüenzas de los 2 grandes ante el público.

    Basta con ver cómo gran parte de la prensa española ignora premeditadamente a Rosa Díez y UPyD, pese a su entrada en el Congreso y ser de los poquitos que aún dicen verdades (otra cosa es que luego puedas o no estar de acuerdo son su programa).

    Aquí la política se montó en torno a dos bandos, de forma que siempre salieran beneficiados (ahí está la Ley Electoral y la injusta forma de repartirse los escaños), y como saben que si no manda uno lo hará el otro, y que ambos están más preocupados de cumplir compromisos que de gobernar bien, no les preocupa el poder perder.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s