Día: 8 mayo, 2010

Esclavos de la deuda

Alguien ordenó una vez, “ganarás el pan con el sudor de tu frente”

Y desde entonces así ha sido, solo que unos han ganado mucho pan y han sudado poco y otros sudan demasiado para ganar poco pan.

Si en la Tierra, un lugar con tantos recursos naturales, estos se emplearan con inteligencia y eficacia y se pusieran a disposición del ser humano, la frase del encabezamiento no tendría ningún sentido. Sin embargo a algunos les ha valido, durante siglos, para esclavizarnos, someternos y convertirnos en meros espectadores de nuestro paso por ella, en vez de ser, los verdaderos protagonistas del transcurrir de nuestras vidas.