España

De bandazos y fantochadas

Hace unas horas ha terminado el día 25 de octubre de 2010. ¿Que qué tiene de particular? Nada importante bajo esta piel de toro. Las mismas noticias con diferentes protagonistas, salvo los increibles desaciertos de nuestro Presidente dando otro bandazo, y son ya demasiados para que a este hombre se le pueda tomar en serio. Para timonel no serviría y para que se le tome en serio tampoco. Y aunque parezca mentira me duele. Se me rompe el alma cada vez que comete error tras error. Y me duele por dos motivos fundamentales, primero porque a pesar de todos sus desatinos sigue siendo el presidente de todos los españoles, el mío también, y segundo porque fui uno de los confiados en que lo haría bien, y mal que me pese ahora, le voté, no una, sino dos veces. Doble castigo el que tengo que soportar. En mis votos llevo la penitencia y aunque no soy creyente dirijo mi mirada al cielo y deseo que despertemos de este mal sueño y algo cambie en nuestro país. Más luego pienso “pobre iluso ¿crees que algo va a cambiar aunque falte él? nada cambiará, todo está atado y bien atado, otros vendrán que lo harán peor y puede que hasta nos acordemos de él” Desvío mi mirada del cielo al suelo y al volverla a levantar negros nubarrones oteo en el horizonte, y sigue estando él dando bandazo tras bandazo, improvisación tras improvisación, desatino tras desatino y vuelvo a desear que algo cambie, que algo mejore, pero nada cambia ni mejora.

Ni cambios, ni bandazos

Lo siguiente lo recojo del periódico El País de ese mismo día:

“Ni cambio ni bandazo, sino responsabilidad”. La frase la pronunció el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ante miles de militantes del PSOE durante un acto en Elche el pasado fin de semana. Entre ellos, unos 2.000 alcaldes. Unas horas después, el Boletín Oficial del Estado publicaba el real decreto-ley que recogía las medidas de recorte del gasto aprobadas por el Ejecutivo y entre las que había una sorpresa: prohibir a las entidades locales pedir dinero prestado hasta finales de 2012. El rechazo de los propios ayuntamientos y la amenaza de CiU de rechazar el plan de ajuste al completo en el Congreso han obligado al Gobierno a rectificar un día después y retrasar su entrada en vigor hasta 2011.

No es la primera marcha atrás que protagoniza el Gobierno en materia económica en los últimos meses. En enero, se anunciaba un plan de estabilidad presupuestaria que incluía una profunda reforma del sistema de pensiones que contemplaba, entre otros puntos, retrasar la edad de jubilación de los 65 a los 67 años y aumentar el cómputo para calcularla desde los 15 a los 25 años trabajados.

El primer asunto se ha paralizado en la mesa del Pacto de Toledo, órgano que debe aprobar las modificaciones relativas a pensiones; el segundo fue eliminado tras alegar que solo era “una simulación” y la vicepresidenta segunda, Elena Salgado, calificó su inclusión en el documento enviado a la Comisión Europea de “error”.

Durante la presentación de ese primer plan de ajuste el Ejecutivo se comprometió a respetar los acuerdos firmados por la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, con los funcionarios para subir sus salarios en los próximos años; un mes después, la propia Elena Salgado reafirmaba el compromiso y corregía a uno de sus secretarios de Estado. Bastaron 100 días para que el Consejo de Ministros aprobara una reducción salarial media del 5% para los empleados públicos de todas las Administraciones.

Con todo, la peor de las rectificaciones la asumió el propio Zapatero cuando explicó ante el Congreso el último recorte. Después de haber repetido que no pensaba tocar el gasto social, principal bandera de su mandato, y de defender la tan criticada subida del IVA que entrará en vigor en julio en la necesidad de mantenerlos, el Gobierno aprobó la eliminación del cheque-bebé, un drástico recorte en la dependencia que elimina la retroactividad de las ayudas aunque impone un tope para su concesión, la congelación de las pensiones a partir del año que viene y la comentada rebaja salarial de los funcionarios.

Ni siquiera la política fiscal ha escapado a las idas y venidas del Ejecutivo. El mismo día que anunciaba el recorte de 15.000 millones en gasto público múltiples voces pedían una subida de impuestos a las rentas más altas que sirviera de contraprestación para la izquierda.

Tanto Zapatero como Salgado y otros miembros del Gobierno negaron dicha posibilidad o, cuando menos, la emplazaron a un futuro incierto; casi a la vez, el vicepresidente tercero, Manuel Chaves, aseguraba que la idea ya estaba sobre la mesa y sería aprobada en el “corto plazo”, mientras la secretaria general del partido, Leire Pajín, veía su aprobación “inminente”.

Finalmente, Zapatero anunció la subida “para los que realmente más tienen” para dos días después, durante el Consejo de Ministros que aprobaba el mayor recorte social de la democracia, posponerlo sine die en el marco de una reforma fiscal completa.

Un día antes ocurría en el Senado, algo tan disparatado como esperpéntico. El cordobés José Montilla, presidente de la Generalitat de Catalunya dirigiéndose al Vicepresidente III del Gobierno, el ceutí Manuel Chaves en catalán. ¿Alguien puede imaginar algo tan disparatado como emplear traducción simultánea en un lugar donde todos saben hablar el mismo idioma, el común a todos ellos, el castellano? Son cosas del Imperio y no precisamente del de Las Galaxias sino el de la Insensatez.

Para el presidente de la Generalitat, José Montilla, las lenguas «no tienen precio». Para los españoles, sin embargo, sí, y no precisamente una cifra módica.

La friolera de 6.520 euros es lo que tendrá que desembolsar el Senado por la comparecencia de Montilla ante la Comisión General de las Comunidades Autónomas, debido a que fueron necesarios siete intérpretes en las cuatro lenguas cooficiales.

El  Senado ya pagó 6.500 euros por la traducción a las cuatro lenguas en la reunión que esta misma Comisión celebró el 23 de octubre de 2008. En esta ocasión, la «tarifa» se ha encarecido. Los  40 minutos utilizados por el presidente de la Generalitat en su intervención suponen que, cada minuto que Montilla habló, costó 163 euros a cargo del Senado. Y eso sin contar que, debido a un tema tan concreto como la renovación del TC y teniendo en cuenta el amplio número de intervenciones, no disponía de límite de tiempo.

En su comparecencia, Montilla hizo uso del gallego, el euskera y el catalán como muestra de la diversidad lingüística de España y recalcó que todavía hoy se está lejos de asumir la «pluralidad de las lenguas». Dicho de esa forma queda muy bonito sino fuera una falacia comprobando que en Cataluña no permiten una pluralidad del castellano con el catalán, salvo en la calle. El presidente de la Generalitat censuró que se emitan «juicios peyorativos» sobre el catalán e hizo hincapié en que la defensa de las lenguas oficiales es «una responsabilidad». Exactamente la misma responsabilidad que él no cumple en su Comunidad Autónoma. Por su parte, los ciudadanos se muestran en desacuerdo con contratar traductores en el Senado. Según una encuesta de Antena 3, un 95% de los encuestados lo considera «un exceso».

 95% EN CONTRA. Nueve de cada diez españoles consideran «un exceso» contratar traductores para las intervenciones de los presidentes autonómicos. El cinco por ciento debieron entender mal la pregunta.

Más de lo mismo, no tenemos donde caernos muertos y seguimos yendo de Quijotes  hablando en catalán.

Buenas noches y feliz día

Categorías:España

Tagged as: , ,

5 replies »

    • Buena pregunta Eva, aunque es un protagonismo efímero, tanto que hasta se inventa lo que no ha sucedido con tal de dar un titular que le haga quedar bien. A veces me he preguntado si realmente no se está riendo de nosotros. Han sido tantas las mentiras, tantos los bandazos, que se podría escribir un libro.
      Un saludo

      Me gusta

  1. De acuerdo contigo Almaex: otros vendrán que bueno lo harán.

    El problema es que con la actual ley electoral tendremos PSOE y PP para rato.
    Lo cual no solo es malo para el resto de partidos y la gente que representan.
    Es nefasto para la propia democracia, para el sistema. Los dos partidos saben bien que son “ellos” o los “otros”, lo cual hace que se esmeren poco en gobernar, en llegar a acuerdos entre ellos y con los demás.
    Solo les interesa el poder por el poder. Saben bien que fuera del poder no durarían como partidos ni dos legislaturas. Todos los mantenidos que tienen alrededor – que son muchos – se irían en busca de pesebre a otra parte.
    ¡Bendita “Transición”! “Dejo todo atado y bien atado”…
    Hasto los gobiernos que podíamos tener:

    – Mayoría absoluta PP. (A por los catalanes y el resto de periféricos).
    – PP en minoría y apoyo de CiU (Los peperos hablan catalán en privado).
    – Mayoría absoluta PSOE (Gal, Filesa, decretazos, etc, etc).
    – PSOE en minoría (Geografia variable, hoy izquierda, mañana derecha).

    En fin…

    Me gusta

  2. Pues sí, al final parece que todo está ya bien atado, y que quien osa intentar hacer frente a los poderosos termina por echarse atrás.

    Una pena, que en estos momentos en los que hace falta mano firme, no haya quien se atreva a llevar a cabo las impopulares medidas que nos ayudarían a salir de una situación tan mala.

    Y aún más penoso, el absurdo gasto de unos señores a costa del dinero público, para satisfacer sus egos.

    Me gusta

  3. Mi estimado Almaes, leí atentamente tu comentario en mi blog (cosa que me emocionó tremendamente leerte). Entiendo lo que decís y lamento profundamente que NUESTRA MADRE TIERRA esté pasando por esta situación.
    Mi patria tiene mucos inmigrantes españoles desde la época de la finalización de la guerra, como así también italianos, así que imaginate cuán unidos estamos a ustedes.El festejo que tenemos hoy es porque pasamos muchos momentos negros en nuestra historia, y más allá de saber que nuestro gobierno tampoco es de lo mejorcito sabemos que ante todo LA DEMOCRACIA es el mejor regalo que podemos tener.
    Ya verás como de a poco todo se irá resolviendo, la gente misma dirá “BASTA”. Aprecio mucho tu tiempo para leerme, escucharme. Espero que sea un lugar donde puedas encontrar algo que alimente aún más tus esperanzas.
    Te mando un fuerte abrazo desde Argentina
    Sil

    Pd: Pondré tu link en mi blog, es un lugar que merece la pena ser leido por muchos =)

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s