Economía

Renta 2009 – Tributación familiar

Tributación familiar

(LIRPF art.82 s.)
La norma general es la tributación individual, subsistiendo la tributación conjunta como posible alternativa. Su regulación tiende a igualar a los contribuyentes integrados en una unidad familiar que se acogen a la tributación separada, y los contribuyentes no integrados en unidades familiares.

A.  Unidad familiar

(LIRPF art.82)
El núcleo familiar que la Ley delimita, para otorgarle un tratamiento específico en el IRPF, se denomina «unidad familiar». Esta configura el conjunto de individuos unidos por vínculo de parentesco que, en el caso de que opten por tal modalidad, van a tributar conjuntamente.

Modalidades

(LIRPF art.82)
Constituyen modalidades de unidad familiar:
La integrada por los cónyuges no separadoslegalmente; y además, en el caso de que los haya, por los hijos menores de 18 años, salvo aquellos hijos menores que, con el consentimiento de sus padres, vivan independientes de estos. Además, se incluyen los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente, sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

Precisiones

1) La independencia de los hijos no se refiere sólo a la ausencia de convivencia física efectiva, sino también a la autonomía económica (DGT 10-4-01). Así, no vive independiente de sus padres el hijo que, por razón de estudios, reside fuera del domicilio familiar, pero a costa de sus padres. Tampoco aquel hijo que, por razones de enfermedad, se ve obligado a permanecer en un centro hospitalario o asistencial.

2) Es indiferente que el hijo se halle emancipado o no (CC art.314). Cabe considerar que el emancipado, sea porque la emancipación le habilita para regir su persona y bienes como si fuera mayor, sea porque no se integran en la unidad familiar los hijos menores que vivan independientemente con el consentimiento de sus padres, no debe integrarse dentro de la unidad familiar con carácter general.

3) Es indiferente la clase de filiación: todos los hijos, por adopción o por naturaleza, pueden formar parte de la unidad familiar.

4) A una unidad familiar formada por los padres y dos hijos menores, corresponde la modalidad 1ª; de forma que no pueden presentar dos declaraciones conjuntas (el padre con un hijo, y la madre con el otro), sino una única declaración conjunta que agrupe a todos los miembros (TSJ Madrid 7-3-97, Rec 815/96).

5) A la patria potestad prorrogada puede accederse de dos formas: por ministerio de la Ley, la patria potestad sobre los hijos que hubieran sido incapacitados queda prorrogada automáticamente al llegar aquellos a la mayoría de edad, o por rehabilitación de la patria potestad, si el hijo mayor de edad soltero que vive en compañía de sus padres fuera incapacitado, no se constituirá la tutela, sino que se rehabilitará la patria potestad (CC art.171 y 199 s.) (DGT 20-4-98).

6) Se consideran causas de incapacitación (CC art.200) las enfermedades o deficiencias persistentes de carácter físico o psíquico que impidan a las personas gobernarse por si mismas (DGT 25-3-04).

7) Los ascendientes no pueden formar parte de la unidad familiar (DGT 9-5-01).

8) Debe entenderse incluida en esta primera modalidad el matrimonio que a finales de año tiene medidas provisionales de separación, pero está pendiente de sentencia definitiva (DGT 23-7-01; CV 8-8-07).

9) La referencia al matrimonio ha de entenderse realizada tanto al matrimonio de dos personas del mismo sexo como al integrado por dos personas de sexo distinto (L 13/2005).

En los casos de separación legal, o cuando no exista vínculo matrimonial, la formada por el padre o la madre y todos los hijos que convivan con uno u otro y reúnan los requisitos antes mencionados (menores no independientes y mayores incapacitados sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada).

Precisiones

1) Esta modalidad (que suele llamarse «monoparental») comprende los supuestos de separación legal, de nulidad del matrimonio, de disolución del mismo (por divorcio, muerte o declaración de fallecimiento de uno de los cónyuges) y de inexistencia de matrimonio contraído legalmente, siempre que, en todos los casos citados, existan hijos menores de 18 años, salvo aquellos hijos menores que, con el consentimiento de sus padres, vivan independientes de estos. Además, se incluyen los hijos mayores de edad incapacitados judicialmente, sujetos a patria potestad prorrogada o rehabilitada.

2) La separación de hecho no impide formar parte de una misma unidad familiar a ambos cónyuges. La única separación que rompe la unidad familiar fiscal es la separación legal.

3) No se integran en una misma unidad familiar las parejas unidas de hecho, pero no casadas. Sólo la forman uno de sus miembros (padre o madre) con los hijos que reúnan los requisitos. Aunque haya más de un hijo, y aunque unos convivan con un progenitor y otros con otro, en las parejas de hecho nunca puede haber más de una unidad familiar (ni por tanto dos declaraciones conjuntas) puesto que la unidad estará constituida por uno de los progenitores y todos los hijos que, reuniendo los requisitos consabidos, convivan con uno u otro. Sólo un miembro de la pareja puede, pues, formar unidad familiar con los hijos y optar por la declaración conjunta. El otro no puede, y ha de declarar, en cualquier caso, separadamente (AEAT 13-10-99; DGT CV 6-10-09).

4) En una pareja de hecho en la que uno de los miembros tiene hijos no comunes, habiendo además hijos comunes de la pareja, no cabe tampoco la posibilidad de más de una declaración conjunta. Sólo existen dos posibilidades (una u otra) de tributación conjunta: a) el que tiene hijos comunes y no comunes puede declarar conjuntamente con todos ellos; b) el que sólo tiene hijos comunes puede declarar conjuntamente sólo con ellos. En uno y otro caso, el otro miembro de la pareja de hecho ha de tributar individualmente (AEAT 19-6-00).

5) Si un progenitor opta por la tributación conjunta con todos los hijos, no puede hacer uso de la reducción en base imponible, si es que ambos progenitores conviven.

6) Lo que sí parece, en principio, posible, es que en cada período impositivo puede elegirse (y cambiarse por tanto de un ejercicio a otro) cuál de los dos progenitores forma unidad familiar con el hijo o hijos y, por tanto, cuál puede optar por la tributación conjunta con ellos.

7) En los casos de separación judicial, divorcio o nulidad, en el convenio regulador (o en defecto de acuerdo, en la sentencia judicial) debe establecerse la persona a cuyo cuidado hayan de quedar los hijos sujetos a la patria potestad de ambos, el ejercicio de esta y el régimen de visitas, comunicación y estancia de los hijos con el progenitor que no viva con ellos. Por tanto, puede formar unidad familiar exclusivamente el progenitor con los hijos que hayan quedado bajo su cuidado, con independencia del régimen de visitas establecido, o de otras circunstancias que afecten a la convivencia, siempre que no se altere la determinación judicial de la persona a cuyo cuidado quedan (AEAT 23-10-00).

8) Si en la separación matrimonial se encomendó la guarda y custodia a la madre, aunque el convenio judicial aprobado haya sido modificado de común acuerdo entre las partes al pasar a vivir los hijos con el padre, no se ha acreditado tal modificación, puesto que se exige que los acuerdos de los cónyuges, adoptados para regular las consecuencias de la nulidad, separación o divorcio, sean aprobados por el juez (CC art.90 y 91). Por ello, el acuerdo aprobado judicialmente no puede dejarse sin efecto por el mero acuerdo de las partes (TSJ Galicia 16-5-02, JT 1513/03).

9) No puede alegarse vulneración del principio de igualdad por una contribuyente casada en segundas nupcias que pretende acogerse a la modalidad de tributación conjunta exclusivamente con sus hijos procedentes de un anterior matrimonio, pues como cónyuge no separada legalmente, en el supuesto de que opte por la declaración conjunta podría acogerse a la modalidad de unidad familiar biparental (TSJ Galicia 14-5-08, Rec 15628/08).

Reglas comunes a las distintas modalidades de unidad familiar

La delimitación de las modalidades anteriores debe completarse, además, con las siguientes reglas comunes:

a) Nadie puede pertenecer simultáneamente a dos unidades familiares: aquellos que pasan a formar parte de otra unidad familiar distinta a lo largo del período impositivo quedan excluidos de la primera. (Así, el hijo menor que contrae matrimonio deja de pertenecer a la unidad familiar de sus padres y pasa a constituirla con su cónyuge. La hija menor que tiene, a su vez, un hijo, pasa a formar una unidad familiar independiente con este).

b) Las circunstancias que han de tenerse en cuenta para determinar los miembros de la unidad familiar (por ejemplo, edad, independencia, situación matrimonial), son las existentes a 31 de diciembre de cada año.

B.  Tributación conjunta

(LIRPF art.83 y 84 redacc L 22/2009)
Opción por la tributación conjunta
Las personas físicas que estén integradas en una unidad familiar, pueden optar por tributar de forma conjunta en cualquier período impositivo, siempre que todos sus miembros sean contribuyentes por el IRPF. Dicha opción no vincula para períodos sucesivos.

Precisiones

1) La exigencia de que todos los miembros de la unidad familiar sean contribuyentes por el impuesto, debe entenderse en el sentido de que deben ser residentes en territorio español, por cumplir los requisitos comentados,o si son residentes en el extranjero, que sea por su condición de miembros de misiones diplomáticas, etc. En este sentido no afecta, pues, a su condición de contribuyentes, el hecho de que obtengan o no rentas.

2) Debe tenerse en cuenta que la residencia de un miembro de la unidad familiar puede verse condicionada por la de los otros, salvo prueba en contrario.

3) Para que exista la posibilidad de tributar conjuntamente, la unidad familiar tiene que existir, como tal, a 31 de diciembre, fecha de devengo del impuesto. Por ello no puede presentar declaración conjunta, por ejemplo, un matrimonio sin hijos que se ha divorciado durante el año, ya que a 31 de diciembre no hay unidad familiar. Por el contrario, sí puede presentarla un matrimonio que se ha casado durante el ejercicio ya que aunque parte del mismo no fueron unidad familiar, lo eran a 31 de diciembre. Su declaración abarcará todo el año, ya que no existen períodos impositivos inferiores, salvo en caso de fallecimiento.

Requisitos

(LIRPF art.83)
Para optar por la tributación conjunta deben cumplirse los siguientes requisitos:

1°  Deben optar por ella todos los miembros de la unidad familiar. Basta que uno de ellos decida tributar individualmente para que no sea posible la tributación conjunta.

2°  Una vez ejercitada la opción, solamente puede ser cambiada para ese mismo ejercicio si aún no ha finalizado el plazo reglamentario de declaración, pues una vez finalizado dicho plazo, la opción elegida vincula para ese ejercicio, aunque no para los sucesivos, ya que en cada uno de ellos puede volverse a optar.
En caso de comprobación a un no declarante, este tributará individualmente, salvo que en el plazo de 10 días a partir del requerimiento de la Administración, manifieste expresamente que opta por la tributación conjunta. Tal opción no será posible si cualquier otro miembro de la unidad familiar tributa individualmente.

Precisiones

1) La LIRPF no especifica la forma y momento en que debe realizarse la opción, salvo caso de comprobación. Debe entenderse que es en el modelo de declaración y dentro del plazo para su presentación. En caso de declaración extemporánea sin previo requerimiento de la Administración, habrá que entender que debe realizarse en dicha declaración.

2) El error al marcar la casilla de tributación individual no vincula al contribuyente que desea tributar conjuntamente si el resto de la declaración (acumulación de rentas, normas de liquidación y personas que suscriben la misma) demuestra que se ha tratado de un error material o de hecho y siempre que ningún miembro de la unidad familiar haya presentado declaración individual (AEAT 29-11-94).

Reglas generales

(LIRPF art.84 redacc L 22/2009)
El régimen de tributación conjunta de los miembros de la unidad familiar, cuando opten por el mismo, es básicamente idéntico al régimen de tributación individual de cualquier contribuyente del IRPF. Ello supone:
a) Aplicación de las reglas generales. Se aplican las reglas de tributación individual sobre determinación de la renta, base imponible y liquidable y deuda tributaria, sin que proceda elevar o multiplicar los importes o límites cuantitativos en función del número de miembros de la unidad familiar, salvo que existan reglas especiales.
b) Acumulación de rentas. Se acumulan todas las rentas obtenidas por los miembros de la unidad familiar.
c) Responsabilidad solidaria. Todos los miembros de la unidad familiar quedan solidariamente obligados frente a la Hacienda Pública al pago de la totalidad de la deuda tributaria resultante de la declaración conjunta.

Precisiones

1) La Administración puede dirigirse contra el patrimonio de cualquiera de sus miembros para hacer efectiva la totalidad de la deuda tributaria conjunta.

2) La responsabilidad alcanza a la deuda tributaria, es decir, no sólo a la cuota, sino también a los recargos sobre la misma, al recargo de apremio y a los intereses de demora. En cuanto a las sanciones, para hacer conciliable el principio de responsabilidad solidaria con el principio constitucional de personalidad de la pena, se aplica la solidaridad a las sanciones pecuniarias, pero sólo cuando el contribuyente sea el responsable de las mismas o el sujeto infractor (TCo 146/1994). Ello impide extender la responsabilidad solidaria por sanciones a los miembros de la unidad familiar a los que las infracciones no sean imputables (como infractor o responsable) (TSJ Extremadura 25-2-03, JT 1198).

3) Sin embargo, en la relación interna entre los miembros de la unidad familiar, la deuda tributaria debe prorratearse, siendo responsable cada cual con la parte que resulte, según las normas del régimen económico-matrimonial o los preceptos de la legislación civil aplicables en cada caso a las relaciones matrimoniales.

4) La reducción de los rendimientos netos del trabajo en función de su cuantía, es única en tributación conjunta y su cuantía general se determina en función de la cuantía conjunta de sus miembros. El incremento sobre la reducción general se calcula sobre la base de las circunstancias subjetivas de cada contribuyente y el mayor de los resultantes será el que se aplique sobre la reducción general (DGT 24-1-02).

d) Compensación de partidas negativas En la tributación conjunta, son compensables, con arreglo a las normas generales, las partidas negativas realizadas y no compensadas por cualquiera de los contribuyentes integrantes de la unidad familiar en períodos impositivos anteriores. Ello con independencia de que en los períodos en que se produjeron hubiesen tributado individual o conjuntamente.
Así, por ejemplo, es compensable en la declaración conjunta del año 2009 una pérdida patrimonial tenida por la esposa en su declaración individual del año 2007.
Por el contrario, en la tributación individual, esas partidas, lo mismo si provienen de un período en el que los miembros de la unidad familiar tributaron conjuntamente que si provienen de uno en que lo hicieron de forma individual, sólo pueden ser compensadas por el contribuyente a quien correspondan, de acuerdo con las reglas de individualización de rentas.
Así, por ejemplo, en la declaración individual que en el año 2009 presenta el marido, no puede compensarse una pérdida patrimonial que tuvo la esposa en el año 2007, siendo indiferente a estos efectos que la declaración de 2007 fuera individual o conjunta.

Reglas especiales

(LIRPF art.84.2 redacc L 22/2009 disp.final 2ª)
Las reglas especiales en el régimen de tributación conjunta de los miembros de la unidad familiar son muy escasas:

a) Reducciones de la base imponible. El límite máximo de la reducción por aportaciones a sistemas de previsión social: mutualidades, planes de pensiones, planes de previsión asegurados, planes de previsión social empresariales y seguros privados de dependencia, el de los sistemas de previsión social a favor de personas con discapacidad y el límite de las MPS de deportistas profesionales, se aplica individualmente por cada mutualista, partícipe o titular integrado en la unidad familiar.

b) Mínimo personal y familiar. Con independencia del número de miembros, el mínimo personal es de 5.151 euros anuales, incrementado o disminuido en su caso para el cálculo del gravamen autonómico en los importes que hayan sido aprobados por las Comunidades Autónomas. Para la aplicación de los incrementos por edad y discapacidad, se tienen en cuenta las circunstancias personales de cada uno de los cónyuges integrados en la unidad familiar.
En ninguna de las dos modalidades de unidad familiar se puede aplicar por los hijos el mínimo personal. A lo que dan estos derecho, si cumplen los requisitos, es al mínimo por descendientes que corresponda y por discapacidad.

c) Reducción especial en la base imponible. En la primera de las modalidades de unidad familiar (ambos cónyuges, con sus hijos si los hay), la base imponible, con carácter previo a las reducciones por sistemas de previsión social y aportaciones a patrimonios protegidos de personas con discapacidad, se reducirá en 3.400 euros anuales. La reducción se aplicará, en primer lugar, a la base imponible general, sin que pueda resultar negativa por esta minoración. El remanente, si lo hubiera, minorará la base imponible del ahorro, que tampoco podrá resultar negativa.
En la segunda de las modalidades de unidad familiar («monoparental»), dicha reducción es de 2.150 euros anuales, con las mismas reglas de aplicación.
No obstante, no procederá esta reducción cuando el contribuyente conviva con el padre o la madre de alguno de los hijos que forman parte de su unidad familiar.

Precisiones

En el caso de parejas de hecho con hijos, el progenitor que presente declaración conjunta con los hijos aplicará el mínimo por descendientes, dado que, al presentar los hijos declaración por este impuesto, la pareja de hecho en declaración individual no tiene derecho a la aplicación del mínimo.

Residencia en más de una Comunidad Autónoma

(AEAT 18-2-02; L 22/2009 art.30; L 12/2002 art.6; L 25/2003 art.9)
Cuando los contribuyentes integrados en una unidad familiar tuvieran su residencia habitual en Comunidades Autónomas de régimen común distintas y optasen por la tributación conjunta, el rendimiento a ceder a la Comunidad se entiende producido en el territorio de la Comunidad Autónoma donde tenga su residencia habitual el miembro de dicha unidad familiar con mayor base liquidable, de acuerdo con las reglas de individualización del impuesto.
Cuando una de las distintas CCAA fuera de régimen foral (Navarra o País Vasco) se atiende al mismo criterio expuesto (residencia del miembro de la unidad familiar con mayor base liquidable) para determinar la competencia foral o estatal en orden a la exacción del impuesto.

C.  Tributación individual

Cuando los miembros de la unidad familiar tributan individualmente, cada uno de ellos se somete al impuesto con total independencia de los demás. No existen, pues, normas distintas de tributación respecto a las que corresponderían a los contribuyentes no integrados en una unidad familiar. El hecho de que desde el punto de vista civil algunas de las rentas obtenidas sean comunes, obliga a establecer criterios de individualización de los rendimientos íntegros, gastos deducibles, integración y compensación y deducciones, así como respecto a la responsabilidad de las deudas tributarias.

Precisiones

Los criterios de individualización son exclusivamente fiscales, con independencia de cualquier criterio civil, y se basan en el origen o fuente de las rentas, con independencia del régimen económico-matrimonial de los cónyuges (LIRPF art.11 y 85.2).

Hemos entrado en el último mes para efectuar la declaración sobre la renta. Recuérdalo, el 30 de junio es el último día, día veinticinco de junio si te sale a pagar y domicilias el pago. No se te vaya a pasar.

Buenas noches y feliz día

Categorías:Economía

Tagged as: ,

4 replies »

  1. Muy bien Carmen, has hecho todo tal como se tiene que hacer. Tu ex tiene unos años para invertir en otra vivienda, si al final no lo hace entonces si que tendrá que pagar. Tus padres deberían haber declarado el ISD – Impuesto de Sucesiones y Donaciones . Ya te comenté ayer que Hacienda está muy al cuidado del dinero que se efectúa entre particulares, incluyendo a padres y demás familia.Imagínate que alguien recibe una donación de 50.000 € para poder comprarse una vivienda y resulta que su patrimonio asciende a 50.000 o menos, enseguida los agentes tributarios detectarían esa regularidad y preguntarían a ese contribuyente de dónde ha sacado el dinero para la compra de la vivienda. Con el ISD pagado todo estaría en regla.
    Vuelve cuando quieras Carmen
    Un cordial saludo

    Me gusta

  2. Gracias Almaes, me has sido de gran ayuda, supongo que el que tiene que declarar como recibido ese dinero será mi ex-marido, yo ya he hecho los cambios pertinentes en el registro de la propiedad y en el banco con la hipoteca, y las escrituras de la casa están en proceso de cambiar de titularidad. La comunidad en la que vivo es Canarias y no he tenido que pagar casi nada por ello, aunque tengo entendido que mis padres si que lo tienen que declarar.

    Un saludo y gracias nuevamente.

    Me gusta

  3. Estimada Carmen, entiendo que cuando dices “le pagué 30.000 euros” quieres decir que escrituraste la vivienda y la hipoteca a tu nombre. En este tema hay dos cuestiones diferentes. Referente a la vivienda tu pagas a tu ex 30.000 euros y la vivienda y la hipoteca pasan completamente a tu nombre.No tienes que pagar nada en el IRPF por el dinero entregado a tu ex, sí hay que pagar por la donación que te hacen tus padres, no en el IRPF sino en el ISD -Impuesto de Sucesiones y Donaciones-, que creo entender es lo que has pagado en el 2010.
    El tema de las donaciones de dinero de padres a hijos está siendo vigilado muy cerca por Hacienda, pero si todo se hace, como parece ser que tu lo has hecho no hay nada que temer, se pagan los impuestos que correspondan que por cierto varían y mucho según en la Comunidad donde residas.
    Te dejo la respuesta de Hacienda a una pregunta vinculante de un contribuyente. En la contestación se incluye información sobre: 1º la tributación de la donación, 2º la tributación del préstamo privado, 3º si existe la posibilidad de que el hijo pueda deducir las cantidades abonadas por el préstamo, en concepto de adquisición de vivienda habitual, y 4º cómo han de tributar los prestamistas (en este caso, los padres).

    1º/ De acuerdo con el Impuesto sobre Sucesiones y Donaciones (ISD), la donación efectuada por los padres tributa en dicho ISD, por el concepto de donación de dinero, siendo única la donación -y, por tanto, la liquidación- si el dinero procede de la sociedad conyugal, y dos donaciones diferentes en caso contrario. El sujeto pasivo es el donatario, y la cuota tributaria se determinará aplicando las reducciones, tarifa, coeficientes multiplicadores, deducciones y bonificaciones que haya establecido la Comunidad Autónoma donde resida el contribuyente, o, en su defecto, las reguladas en el ISD.
    2º/ De acuerdo con el Impuesto sobre Transmisiones Patrimoniales (ITP), la constitución de un préstamo por un particular -con o sin interés- es una operación sujeta a la modalidad de transmisiones patrimoniales onerosas del referido ITP. Sin embargo, los préstamos están exentos de dicha modalidad, por lo que no cabe practicar liquidación por dicho concepto. No obstante, dado que la operación está sujeta al impuesto, el sujeto pasivo -en calidad de prestatario- sí está obligado a presentar la declaración del impuesto, en la que alegará la exención.
    3º/ La deducción por inversión en vivienda habitual se recoge en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF). El supuesto de que el préstamo destinado a la financiación de la vivienda habitual sea otorgado por un familiar no altera el carácter de financiación ajena que incorpora todo préstamo, lo que implica que la deducción por inversión en la adquisición de vivienda habitual opere a medida que se vaya amortizando el importe del capital prestado, siendo aplicables los porcentajes incrementados previstos para los supuestos de financiación ajena, siempre y cuando se cumplan todos los requisitos exigidos en el Reglamento del IRPF.
    4º/ De acuerdo con lo establecido en el IRPF, la presunción de onerosidad que acompaña a las cesiones de bienes o derechos supone para los préstamos, una estimación de rendimientos que se cuantifica aplicando el tipo de interés legal del dinero en vigor el último día del período impositivo. Ahora bien, como en reiteradas ocasiones ha señalado esta Dirección General de Tributos, esta estimación de rendimientos no opera si se prueba la gratuidad del préstamo, lo que deberá realizarse conforme a los medios de prueba generalmente admitidos en Derecho, teniendo en cuenta lo previsto en el artículo 1227 del CC.
    Gracias por tu visita, espero haberte podido ayudar.
    Un cordial saludo

    Me gusta

  4. Hola Almaes, tengo una duda “existencial” sobre mi renta de este año. El año pasado me divorcié, dentro de dos días hará un año de la sentencia de divorcio, tengo custodia compartida con mi ex, una semana los niños conviven con él y otra conmigo. Para llegar a un acuerdo sobre la casa y ya que no había ninguna otra pensión compensatoria, le pagué 30.000 euros (yo me quedé con el resto de la hipoteca) que mis padres me donaron, aunque a finales de año hicimos la escritura notarial de la donación y pagué el impuesto de transmisiones a principios de Enero 2010. ¿Cómo tendría que incluirlo en la renta 2009? Ese dinero lo utilicé para pagarle esa compensanción a mi ex, ¿tengo que pagar por ello en el IRPF? Este año me sale a devolver.

    Espero no haberme enrollado demasiado, agradecería cualquier ayuda.

    Un saludo.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s