Economía

Reforma por decreto para paliar la ruina inminente

Este post tendría que empezar así; No pudo ser, después de varios meses de intenso diálogo entre Patronal y Sindicatos, ambas posturas están tan distanciadas que finalmente se ha acabado por romper el diálogo social. Pero estaría mintiendo, faltaría a la verdad porque en todos esos meses no ha habido intención ni voluntad por pactar aunque fuera un acuerdo de mínimos. Ahora será el Gobierno quién ponga el cascabel al gato. Y no porque le entusiasme la idea, lo hará porque así se lo han pedido sus socios comunitarios, el Fondo Monetario Internacional, el Banco Mundial, los inversores y todo aquel que aprovechando la actual coyuntura económica se apuntará un tanto. Pero el verdadero tanto se lo apuntarán los empresarios. Su estrategia clara, meridiana. Quién no haya advertido su maniobra, su estrategia, está para retirarse a reflexionar sobre la inmortalidad del cangrejo y dejar sus cargos de inmediato. Los empresarios sabían que no cediendo un ápice al final tendría que intervenir el Gobierno como así parece que ocurrirá el próximo miércoles, incluso ya aparecen en la prensa los borradores del decreto que aprobará en Consejo de Ministros. Y el decreto del Gobierno les favorecerá mucho más que cualquier pacto que hubieran tenido que firmar con los Sindicatos. Despedirán con menos días de indemnización  y alguna subvención por contratación les caerá. Los grandes perjudicados serán, como no, los trabajadores. Y los grandes derrotados los Sindicatos, menuda papeleta se les presenta. Por coherencia, aun sabiendo que será un estrepitoso fracaso, tendrán que convocar una huelga general que puede terminar con sus privilegios económicos, las subvenciones que reciben a cambio de su docilidad. Casi seis millones de desempleados y casi ni se les ha oído. Ahora veremos qué camino toman y con cuánto apoyo cuentan. Sinceramente creo que con poco. No han estado al lado de los trabajadores y éstos ahora les darán la espalda.

Todo esto está sucediendo y sucederá en los próximos días, pero no deja de ser una tomadura de pelo. Porque, sin dejar de reconocer que nuestra economía necesitaba una reforma del mercado laboral, lo que sí parece claro es que en nada va a ayudar a la recuperación. ¿Acaso alguien cree que una vez apruebe el Gobierno la reforma laboral por decreto, los empresarios se van a lanzar como posesos a contratar trabajadores? No contratarán, salvo por la estacionalidad, a nadie, y la cifra de desempleados, una vez termine el verano, volverá a cotas superiores a las actuales. Se superará el 20% y puede que hasta el 25%, con cifras del gobierno, todos sabemos por las veces que lo hemos reiterado que hay un millón más de personas desempleadas que para el Gobierno y para Don Mariano no cuentan, viven del aire. Aumentará el desempleo motivado por la falta de consumo privado y la baja actividad industrial. Y a la par está el tema de nuestra deuda. Lo decía hace unos días. Aprobada la reforma laboral habrá una recuperación breve del inversor que confiará, asumiendo cierto riesgo a cambio de un mayor rendimiento, hasta que empiecen nuevamente los Organismos Internacionales a difundir nuevos comunicados en los que se nos exigirá mayor sacrificio y austeridad en el gasto público. Y ni la reforma laboral habrá servido, salvo para los empresarios que deseen quitarse de encima a trabajadores a menor coste, ni ningún otro apaño o componenda servirá.

Las cifras que facilita el gobierno sobre la deuda de las administraciones públicas es de verdadero escándalo y aún así uno se imagina, por lo que ha sucedido en Grecia y más recientemente en Hungría, que cantidad falta saber de lo que está escondido bajo las alfombras. No le deis más vueltas, no hay otra solución que recortar drásticamente en profundidad y cantidad las asignaciones a Comunidades Autónomas, Ayuntamientos y Administración Central. Sólo de esta manera nuestros hijos y nietos seguirán disfrutando de un país que aún sin ser de los más ricos ofrece un estilo de vida como pocos hay en el mundo. Otra cosa son los corruptos, los insolidarios y los que se pasan el día defraudando y no son controlados.

Buenas noches y feliz día

Categorías:Economía

Tagged as: , ,

4 replies »

  1. Cierto Kurilonko’s, se pueden hacer reformas, contra reformas y todas las leyes que se deseen, da lo mismo, si algo hay que pagar, si algo se ha roto, los pagadores,con o sin platos, somos siempre los mismos. Como tu expresas tan acertadamente siempre será así
    …the same old fist

    Andri, con el comentario posterior al tuyo en este post se te habrán quitado del todo las ganas de venir a España. Ciertamente no es buen momento para hacerlo y Estaban L, tiene razón en casi todo lo que dice. Quizás en lo que no tenga sea que más tarde o temprano la gente de este bendito país tiene que reaccionar, tiene que dejarse de flautas y chirigotas, darle una patada en el culo a todos estos políticos que hoy nos desgobiernan, incluyo a los que supuestamente nos gobernarán dentro de casi dos años y saber elegir con sabiduría a los que nos llevarán por el camino de la recuperación a ocupar un sitio entre los países más justos, democráticos y sociales del mundo.
    Un beso

    Me gusta

  2. Andri, si quieres un consejo, no vengas a este país cementerio. Un millón de españoles ya estaría emigrando a otros países que dan mejores opciones de futuro. Gente áltamente preparada que ve que en España no hay futuro. Mientras, la peor clase política de la historia de la democracia sigue sin reaccionar y este país se hunde sin remedio. El corralito está cerca. Las grandes fortunas están sacando su dinero. Ya salen noticias de personas con cientos de miles de Euros en maletas interceptados en los aeropuertos. España será intervenida en breve y viviremos realmete mal los próximos 10 a 15 años. Esto es así pero la culpa sigo diciendo que la tenemos nosotros. Pusimos en el poder al mayor farsante de la historia de este país y ha destruido el sistema sin escrúpulos y a conciencia. Creo que ZP debería responder en el futuro ante la justicia por sus actos. Lo malo es que la alternativa solo servirá para poner la lápida de RIP. Ya nada se puede hacer a corto plazo para salvarnos de la ruina.

    Suerte para el futuro.

    Me gusta

  3. No es para menos el hecho de que los trabajadores les den la espalda. Complicada está la cosa con 6 millones de desempleados y aumentando la cosa. ¡Qué panorama más negativo! ¡Cúanto lamento que así sea!, pues seguía con ganas de irme para allá, pero me parece que a pesar de mis pesares, quedarme donde estoy ahora no será mala decisión, no puedo ir allí a sumarme entre tanta gente que ya está mal, no sería sano.

    Sé que no es tu intensión, Almaes, el que mi deseo se frustre. Estoy convencida que aquí reflejas el panorama tal y como es. Qué bueno que he vuelto a leerte!

    Un abrazo,

    Andri

    Salúdame a John

    Me gusta

  4. “The same old fist..”
    Justamente mientras leo tu artículo, estoy con los fonos escuchando un tema de los Floyd, y me quedó esa frase:”El mismo viejo puño”.
    Y en todas partes es el mismo, calcado;cortado con la misma tijera.Inexorable.
    Asimismo, son ( somos), siempre los mismos quienes pagamos con nuestros pellejos,con la incertidumbre de la inestabilidad laboral las decisiones macro y toda la parafernalia que se esgrime llegado el momento en que las posibles instancias de diálogo quedan desechadas por el frío cálculo de la mayoría de los empleadores,-tanto en Santiago, Madrid o Berlín-,que como tu bien acotas, esperan que sea el gobierno quien saque las castañas con la mano del gato y corte el pastel.
    Y claro, el que pierde es el trabajador.
    Hace un par de décadas, los trabajadores teníamos por lo menos el consuelo de saber que al final de nuestra vida laboral y siempre que no nos despidieran pòr culpa nuestra, la posibilidad de recibir una indemnización por años de servicios: Un mes de remuneración por cada año trabajado.Ella te permitía,independizarte, comenzar alguna actividad por cuenta propia, en fin
    liberarte de la semi-indigencia que significa en la actualidad el ser jubilado.
    ¿Y qué ha ocurrido?. Simple.
    Se llegó a la conclusión que los “costos asociados al despido”, eran los que en la práctica frenaban la contratación ,luego, se puso un límite de 11 meses.Pero no es suficiente y se está pensando derechamente eliminar ese beneficio aduciendo que la competividad, el crecimiento de las empresas,la inflación, en fin cualquier cantidad de argumentos señalando como piedra de tope al trabajador como sujeto de “apretarse el cinturón”.
    Y tengo la impresión que así será…
    …the same old fist…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s