Economía

Curso político 2010-2011

Interesante, informativamente hablando, comienza el nuevo curso político. Complicado y angustioso para el Gobierno y para el de la ceja o viceversa que tanto monta, monta tanto…ya que la misma persona a la vez de presidente del Gobierno se encarga de casi todo lo demás, a pesar de contar con algunos buenos ministros, pocos, tampoco hay que exagerar, pero alguno hay. Y así le va a este país y a su partido que encuesta tras encuesta no deja de bajar en intención de voto. Claro que esto para el de la ceja es coyuntural o provisional, y tan pronto afloren los primeros brotes verdes la gente volverá a confiar en él y en su partido. No percibe que todo lo que intenta llevar a cabo le sale mal. Se saca una reforma laboral de la chistera, que por cierto hace falta, pero no en los términos que ha planteado y el primer mes, a la vista de los resultados de contratación y desempleo, ya demuestra que los críticos a esta reforma laboral teníamos razón, ni creará más empleo ni más contratos indefinidos. No servirá para nada, excepto para arrebatar derechos a los trabajadores y trabajadoras.

Gobernar no es fácil, tampoco hay varitas mágicas que resuelvan los graves problemas que tiene España. Pero hay que gobernar con sensatez. Si yo voy por un camino en el que cada cien metros hay un indicador que me avisa -Peligro a 500 metros hay un precipicio – ¿Que haré? ¿Continuar caminando como si nada y precipitarme al vacío? No, una vez visto el primer indicador daré la vuelta y buscaré un camino sin peligro. Coincidiréis conmigo que esto último es lo más sensato, salvo que, seas un imprudente o un temerario. Imprudente y temerario es el de la ceja, lo lamentable y lo cruel es que detrás de él vamos todos hacia el mismo precipicio, y no porque queramos ir sino porque él conduce nuestro destino. Lo que provoca el nulo interés de los votantes en volver a confiar en semejante sujeto.

Está haciendo bueno hasta a Don Mariano, a quién no hace mucho, la mayoría de los españoles veíamos como un hombre gris, apocado, temeroso,  no apto para gobernar este país. Transcurridos unos meses la mayoría de los españoles, al día de hoy, le confiarían la presidencia del nuevo gobierno que se formase tras unas elecciones. Vivir para ver.

Y ahora a esperar qué peticiones del Partido Nacionalista Vasco está dispuesto a conceder el de la ceja, a cambio de recibir de estos el apoyo a los presupuestos. Temo que un paso más para seguir guiándonos hacia el precipicio.

Buenas noches y feliz día

2 replies »

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s