Reflexiones

Mobbing y Bossing

Recientes informes elaborados por el Instituto de Estudios Laborales de ESADE, afirman que el mobbing afecta al 3% de la población activa, una cifra que ronda las 500.000 personas. Otros trabajos anteriores hablan de más de un millón y medio de españoles que padecen hostigamiento laboral. Sea una cifra u otra estamos ante un problema que va en aumento y que según varios analistas pudiera ser el desencadenante del 20% de los suicidios que ocurren en nuestro país.

El mobbing o acoso moral en el trabajo se define como la situación en la que una persona, o en ocasiones un grupo de ellas, ejerce una violencia psicológica extrema de forma sistemática y recurrente, al menos durante 6 meses, sobre otra persona o personas, en el lugar de trabajo y con la finalidad de:

  • Romper los vínculos de comunicación de la víctima
  • Arruinar su reputación
  • Alterar la actuación de sus labores
  • Lograr que finalmente abandone su puesto de trabajo
  • La señal característica del mobbing es que no se desarrolla entre trabajadores de igual categoría, sino que la víctima se encuentra en una situación de inferioridad respecto al agresor. Esta inferioridad puede ser por razón de jerarquía o de forma, originada por la mayor experiencia o antigüedad adquirida en la empresa.

    En definitiva, el mobbing se estructura como un tipo de violencia psicológica caracterizada por una intención discriminatoria hacia un trabajador por parte de sus superiores o, incluso, de sus propios compañeros. Cuando esta conducta de aislamiento físico y psicológico se lleva a cabo por el empresario se denomina “bossing“.

    Por razón de su naturaleza y conductas concretas a través de las cuales se manifiesta pueden clasificarse en:

    1. Ataques a la víctima con cambios de su puesto de trabajo
    2. Aislamiento social con agresiones a las relaciones sociales de la víctima
    3. Ataques a la vida privada de la víctima
    4. Violencia física
    5. Ataques a las actitudes de la víctima
    6. Agresiones verbales y rumores infundados

    El mobbing no está expresamente regulado en nuestro ordenamiento jurídico, por lo que la protección frente a estas conductas de hostigamiento en el trabajo se lleva a cabo aplicando las normas genéricas del Estatuto de los Trabajadores, que garantizan la integridad física, la intimidad, la dignidad personal, y las normas de prevención de riesgos laborales, que obligan al empresario a adoptar las medidas necesarias para proteger a sus trabajadores, tanto frente a los daños físicos como frente a las lesiones y trastornos psíquicos.

    Además, las alteraciones físicas y psíquicas producidas por un comportamiento abusivo tienen la consideración de accidente de trabajo.

    Ante una situación de acoso moral, el trabajador afectado puede optar por acudir a alguna de las siguientes vías en defensa de sus derechos:

    Ante la jurisdicción social:

    ◊ El trabajador puede denunciar los hechos ante la Inspección de Trabajo, que adoptará una de las siguientes medidas:

    → Requerir al empresario, dándole un plazo, para que adopte las medidas necesarias a fin de evitar o resolver las situaciones de acoso moral.

    →Iniciar el procedimiento administrativo sancionador frente al empresario como autor de una infracción muy grave. Esta infracción se sanciona con una multa de 6.251 a 187.515 euros.

    Además, el empresario puede ser sancionado si, una vez detectada o identificada la situación de acoso moral en su empresa, no realiza una evaluación del riesgo con la asistencia de expertos en psicosociología, o si una vez valorado el riesgo no adopta medidas para paliar esa situación.

    ◊ El trabajador puede solicitar la rescisión de su contrato de trabajo.

    ◊ Además, la declaración de las lesiones psíquicas como accidente laboral puede llevar aparejada el recargo de las prestaciones de Seguridad Social con cargo exclusivo al empresario infractor, si media una relación causa efecto entre la conducta infractora y dicha lesión.

    Ante la jurisdicción penal: puede interponer la correspondiente denuncia por coacciones o amenazas.

    Ante la jurisdicción civil: puede ejercitar acciones de responsabilidad civil contractual frente al empresario que ha ejercido un acoso moral o ha adoptado una postura pasiva frente al mismo.

    Los funcionarios públicos que están siendo víctimas de estas conductas de hostigamiento pueden reclamar ante su respectivo órgano superior jerárquico una conducta activa tendente a evitar y prevenir el daño. En caso de no obtenerla en el plazo de 3 meses, pueden interponer una demanda ante la jurisdicción contencioso administrativa y reclamar, además, la indemnización de los daños y perjuicios ocasionados.

    No te quedes callado, denuncia tu situación. Sé más fuerte que el que te maltrata.

    Buenas noches y feliz día.

    [metacafe]http://www.metacafe.com/watch/1137184/mobbing/[/metacafe]



    2 replies »

    1. Lamentablemente, en mi país aún no se ha reglamentado ninguna ley que proteja este tipo de acoso.
      Todo trabajador rinde una parte de si al laborar, un 40 % de nuestra vida es depositada en las horas laborales, con aquella entrega y esfuerzo por rendir adecuadamente en los horarios, si a esto le agregamos la antipatía y aversión identificada de un grupo o alguna persona tratando de que no encajes y hacerte sentir excluido, esto causa un vacio haciendo sentir inepto al acosado.

      Recuerdo haber pasado por una experiencia como esta, al iniciar el trabajo en una financiera hace 3 años atrás, recuerdo que al desempeñar mis labores en más de una ocasión cambiaron billetes de altas denominaciones por muchos falsos, al inicio no me di cuenta de lo que ocurría, supuestamente me culpaba por no ser cuidadosa en el momento de aceptar los pagos; luego entendí que a más de una persona esta situación le parecía cómica y que jugaban a ver cuanto tiempo duraba la trabajadora nueva. Estoy de acuerdo que este tipo de acoso es común en todo el mundo, y que si no denuncias, pierde importancia ante los ojos de la mayoría.

      Me gusta

    Responder

    Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

    Logo de WordPress.com

    Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

    Imagen de Twitter

    Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

    Foto de Facebook

    Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

    Google+ photo

    Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

    Conectando a %s