Reflexiones

No os arriendo las ganancias

Todos los que escribimos en cualquiera de las plataformas que hay para blogueros lo hacemos por un doble motivo: ver reflejados sobre el papel o sobre la pantalla del ordenador, nuestros sentimientos, inquietudes, deseos y que haya alguien, ahí detrás, para leerlo.

No me andaré por las ramas, queremos y necesitamos que nos leáis, y cuántos más seáis los que lo hacéis, más nos motiváis para seguir haciéndolo.

Adivino que una gran parte de mis lectores son jóvenes; tranquilos, no tengo ningún programa dónde quede reflejada vuestra edad, tiro de estadística que dice que la mayor parte de los lectores de blogs son jóvenes con edades comprendidas entre los dieciocho y los treinta y cinco años, y se me ocurre dedicaros este post escrito con mis reflexiones, con todo el cariño, pero además con una profunda amargura que me entristece y me apena.

Dentro de unos años, algunos de vosotros ocuparéis cargos de responsabilidad, sois la generación que nos reemplazará; alguno llegará a ser presidente del gobierno de la nación o de alguna comunidad autónoma, ministro, secretario de estado, gran empresario,alto ejecutivo o banquero. Siempre ha sido así y no tiene por qué cambiar a pesar de esta maldita y cruel crisis. Mientras llega ese  momento, me gustaría pediros un gran favor, no seáis como nosotros. Que no os domine el egoísmo, el afán de notoriedad, el oportunismo político y el otro, el revanchismo, la insolidaridad, el engreimiento. No seáis manipuladores de la verdad, mostrad siempre una limpia mirada que denote vuestra honradez y honestidad. Os lo ruego, no seáis como nosotros.

Vuestro empuje y vuestra capacidad son nuestro mejor aval para reconducir este país por otras vías más justas y democráticas.

Sé que os estamos fallando, que os pido algo que nosotros no somos capaces de daros, que acabáis vuestras carreras, vuestros estudios, vuestras formaciones profesionales y os encontráis un mercado laboral injusto, falto de oportunidades, que lo que os ofrecemos, a pesar de vuestra preparación, es basura, contratos basuras y basura de salarios. Eso en el mejor de los casos, sé que más de cuatro de cada diez no tenéis trabajo, agravado por el hecho de que de ese 41 o 42%  muchos no tenéis derecho tampoco a la prestación por desempleo o a cualquier tipo de subsidio.

Sois nuestro futuro, en quienes confiamos  para disfrutar de una vejez digna, y a cambio os regalamos precariedad, escasos derechos laborales, desempleo, desmotivación, desarraigo emocional de vuestras justas ilusiones, truncadas por nuestra incompetencia, nuestra ignorancia por no saber valoraros, por no saber que estamos fallando a los que el día de mañana nos darán de comer.

Perdón por nuestros actos, no desfallezcáis, que nuestra estupidez no os desaliente, porque sino… no os arriendo las ganancias. Las nuestras mucho menos.

Buenas noches y feliz día

1 reply »

  1. Gran consejo.

    Una pena que la inmensa mayoría no sea capaz de darse cuenta del daño que están haciendo a las futuras generaciones, sobre todos a los que menos tienen y que serán los que más paguen el pato de tanto despropósito.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s