Día: 5 octubre, 2010

Tomás Gómez o el efecto de bola de nieve

Me comentaba esta mañana un compañero de trabajo, entre convencido y entusiasmado, si todo lo sucedido en las primarias para designar al candidato de la Federación Socialista de Madrid a la presidencia de la Comunidad Autónoma, no habría sido una operación muy estudiada de marketing, sabiamente diseñada por el aparato de Ferraz, para conseguir un efecto de bola de nieve.

Y me seguía argumentando. Date cuenta de los datos; Zapatero sabe que es un cadáver político, hoy mismo, el País publica una encuesta de intención de voto en la que el PP aventajaría al PSOE en 14 puntos de celebrarse hoy las elecciones. Una barbaridad de puntos y de votos. En Cataluña el PSC está en sus momentos más bajos, lo mismo