Comunidades Autónomas

Tomás Gómez o el efecto de bola de nieve

Me comentaba esta mañana un compañero de trabajo, entre convencido y entusiasmado, si todo lo sucedido en las primarias para designar al candidato de la Federación Socialista de Madrid a la presidencia de la Comunidad Autónoma, no habría sido una operación muy estudiada de marketing, sabiamente diseñada por el aparato de Ferraz, para conseguir un efecto de bola de nieve.

Y me seguía argumentando. Date cuenta de los datos; Zapatero sabe que es un cadáver político, hoy mismo, el País publica una encuesta de intención de voto en la que el PP aventajaría al PSOE en 14 puntos de celebrarse hoy las elecciones. Una barbaridad de puntos y de votos. En Cataluña el PSC está en sus momentos más bajos, lo mismo en Andalucía, sus dos principales caladeros de votos. En el País Vasco, una de las pocas Comunidades Autónomas en las que se mantiene la intención de voto más o menos estable para el PSE-PSOE, pacta con el PNV la transferencia de las competencias socio laborales por 472 millones, a cambio del apoyo del partido de Urkullu a los presupuestos del Estado, con lo que perjudica gravemente al lendakari Patxi y a su partido. Ellos lo saben, pero necesitan tiempo y con la aprobación de los presupuestos, se aseguran agotar la legislatura.

En el resto de las comunidades, están las que tradicionalmente siempre votan PP y aquellas en las que esta vez el Partido Popular arrebataría la mayoría a los socialistas. Qué decir de la comunidad de  Madrid, feudo durante ya bastantes años de dominio de la derecha. El panorama que divisan es desolador.

Y sobre un tablero, los estrategas socialistas esbozan la siguiente operación de marketing o de reconquista del electorado: El tablero, lógicamente, es Madrid. Saben que el Secretario General del PSM, Tomás Gómez, candidato a enfrentarse con Esperanza Aguirre no es conocido por la mayoría de los propios madrileños, menos aún por el resto de españoles. Lo que sí saben es que es un hombre con un carisma especial, buen gestor, no en vano fue dos veces consecutivas, el alcalde más votado de España, en el madrileño municipio de Parla, antes de ser nombrado secretario general de los socialistas madrileños. Convencen a la ministra Trinidad Jiménez a sumarse a la pantomima, sabedora ella, de antemano, que no tiene ninguna posibilidad de ganar a Tomás Gómez, hombre muy querido y respetado por las bases de la Federación Socialista de Madrid.

Varios miembros de Ferraz apoyan a Trinidad Jiménez, entre ellos el mismo presidente Zapatero, José Blanco y en menor medida Rubalcaba, sabedores que con su gesto, Tomás Gómez atraerá la simpatía de muchos españoles, incluida la de la cúpula dirigente del Partido Popular.

¿Qué ha sucedido? Lo que ellos esperaban. Victoria de Tomás Gómez, que pasa a ser el hombre que derrotó por primera vez a Zapatero, además de convertirse en un torbellino mediático, muy conocido y respetado ya, no sólo por los madrileños, sino por la mayoría de los españoles. El personaje político que más portadas, entrevistas en radio y televisión ha ocupado en los últimos quince días. Y además sin gastar un euro.

Pero lo mejor viene ahora, si Tomás Gómez consiguiera vencer a Esperanza Aguirre, algo, hoy en día, difícil pero probable, se convertiría de inmediato en el candidato del socialismo para las elecciones de marzo de 2012 sucediendo a Zapatero. Un efecto de bola de nieve que le llevaría directamente a la Moncloa, dejando con dos palmos de narices a Don Mariano.

Curiosa y muy meditada la reflexión de mi compañero. Claro que si todo hubiera sucedido así, me pregunto las causas por las que los estrategas de Ferraz no han ideado otras para acabar con el desempleo, el déficit, el recorte de salarios, la congelación de las pensiones, el devorador gasto público, la ruptura del mercado nacional, la corrupción política, la burbuja inmobiliaria, las inmersiones lingüísticas, el desacato a los jueces, etcétera, etcétera y etcétera.

Quizás, están dentro de esa bola de nieve que cada día se hace más grande, igual de grande que su incompetencia.

Buenas noches y feliz día.

1 reply »

  1. Me parece demasiado rebuscado, aunque sin duda usarán este protagonismo de Tomás Gómez para intentar recuperar terreno.

    Después de todo, sí es cierto que es el hombre que ha derrotado a Zapatero, que hoy por hoy debe ser la figura política más detestada por todos (incluso por encima de Aznar).

    Esperemos acontecimientos, igual dentro de poco años Tomás Gómez para a ser el abanderado de una nueva generación de políticos socialistas, más capaces y mejor dotados para la gestión que toda esta panda de trepas que ahora nos dirigen.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s