Cultura

Mario Vargas LLosa y el idiota ferpecto

No todos los seres humanos tenemos el mismo nivel de inteligencia. Hay seres sabios, otros,  muy inteligentes, sólo inteligentes, poco ó nada inteligentes, y luego están los idiotas.

Esta entrada pretende, ante todo, felicitar a Mario Vargas Llosa por el premio Nobel, y al mismo tiempo, tratar, sin ánimo de ofensa, sobre los idiotas, ya que son pocas las ocasiones en que merece la pena detenerse y leer algo sobre un idiota.

Leo con asombro las declaraciones pronunciadas por Willy Toledo contra el reciente premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa. Lo primero que se me ocurre pensar es; este tío es un idiota ferpecto. Porque ferpecta es la idiotez, refiriéndose al reciente premio Nobel, que acaba de soltar en Palma durante una rueda de prensa con motivo de la celebración de un festival de cine.   (Leer sus declaraciones)

Conozco poco el trabajo del ferpecto, vi la película Crimen ferpecto de Álex de la Iglesia. Su interpretación me pareció correcta, nada más. Le conozco más por sus declaraciones, casi siempre fuera de lugar, por sus ataques continuos a quién se atreve a criticar o condenar al régimen castrista de Cuba, llegando a afirmar que Orlando Zapata, preso disidente que murió en la cárcel tras una huelga de hambre de tres meses, era un delincuente común y que la gran mayoría de los “presuntos” disidentes cubanos encarcelados son terroristas. Pero no son las únicas declaraciones del ferpecto, las hay para todos los gustos; contra la policía, declarando que en las cárceles españolas también se violan los derechos fundamentales, aseverando que varias decenas de presos han muerto en ellas, contras sus propios compañeros del gremio de artistas, contra el Gobierno de España al que acusa de complicidad con el terrorismo marroquí, y…  (Leer más perlas del idiota ferpecto)

Las declaraciones, que realiza en Palma, las hace con afán de protagonismo, comos si quisiera ensombrecer, sin lograrlo claro, el hecho indiscutible de que nos encontramos ante uno de los mejores escritores en español, sobradamente merecedor del más distinguido premio, independientemente si sus ideas políticas coinciden con las de ferpecto o no.

Pero dejemos de hablar del ferpecto y centrémonos en lo verdaderamente importante y trascendente. Mario Vargas LLosa

No estoy en contra de que se recuerde que la llegada de los europeos a América fue una gesta sangrienta, en la que se cometieron inexcusables brutalidades; pero sí de que no se recuerde, a la vez, que remontar el río del tiempo en la historia de cualquier pueblo conduce siempre a un espectáculo feroz, a acciones que, hoy, nos abruman y horrorizan. Y de que se olvide que todo hispanoamericano de nuestros días, no importa qué apellido tenga ni cual sea el color de su piel, es un producto de aquella gesta, para bien y para mal.

(Mario Vargas LLosa – Premio Nobel 2010)

Impecable, insistió en que es «un premio al español, a una lengua que hablamos cientos de millones de personas en el mundo, procedentes de tradiciones y lugares distintos, unidos por un idioma dinámico, creativo y lleno de energía».

Orgulloso de su herencia cultural, citando a Cervantes, Góngora, Quevedo, Borges y Octavio Paz, sorteó el puñal que algunos dejaron tras reafirmar su agradecimiento a Gabriel García Márquez por «las declaraciones que ha hecho».

Había en las palabras del último Nobel un punto casi aterido, entrañable y guasón ante el exceso de piropos, incapaz de evitar las cuestiones políticas que siempre lo acuciaron. «Soy básicamente escritor y me gustaría ser recordado, si se me recuerda, por mi obra literaria, pero también soy ciudadano y tengo, como es obligatorio en todo ciudadano, el deber de expresar mis ideas y participar en el debate público». En este sentido, la televisión oficial cubana calificaba ayer de «incuestionable» la trayectoria literaria de Mario Vargas Llosa y de «controvertidas» así como de «reaccionarias» sus posturas políticas, informa Dpa.

Se esforzó Vargas Llosa en trazar una delgada línea entre política y literatura: «Cuando escribo literatura, la ideología política se queda en segundo plano. La literatura abraza un sentido más amplio de la experiencia humana». Reconoció, sin embargo, el detalle de la Academia de distinguir su combate literario contra el poder, y advirtió: «La buena literatura es la que despierta el sentido crítico en la sociedad. Por eso, los regímenes autoritarios han censurado siempre la literatura por considerar que lleva la semilla del peligro».

¿Son estas declaraciones de un derechista peligroso? No, no lo son. Cada uno de nosotros, en el trayecto de nuestras vidas, cambiamos nuestros pensamientos e ideas. Aquello que nos parecía como lo único cierto, durante un tiempo, puede parecernos luego lo contrario. Yo mismo voté dos veces a Zapatero y ahora considero que fue la mayor idiotez que he cometido en mi vida. Lo que no se puede cambiar son las declaraciones de este idiota ferpecto, por muy “progue” que pueda parecer.

Para conocer en profundidad a Mario Vargas LLosa visita este interesante enlace a El País desde donde nos descubren al escritor, al político, al actor de cine, sus pensamientos, los de se juventud y los de ahora.

Buenas noches y feliz día

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s