Economía

El valor de una Ley

La ley de Presupuestos, la que señala el camino político por dónde se recogen las prioridades y el modo en cómo serán distribuidos los recursos disponibles, llega al Congreso para ser aprobada, sin que se haya negociado con los demás grupos políticos el contenido de la misma. El debate que se produzca, en dos semanas, no cambiará una coma del que presentó la Vicepresidenta Salgado. No habrá debate del que se puedan conseguir mejoras en la Ley porque la Ley cuenta ya con los votos necesarios para ser refrendada. Los que esperaban un debate encendido acerca de cómo y dónde gastar los recursos, o la convocatoria de elecciones si los presupuestos eran rechazados, se pueden ir olvidando.

Otro hecho constatado más y son ya numerosos de que al Presidente del Gobierno, a su Gobierno y a su partido lo único que les preocupa es seguir gobernando, aferrarse con fuerza a sus poltronas y aguantar lo que resta de la legislatura esperando que escampe.

Algunos políticos se molestan, incluso van más allá afirmando que no comprenden el motivo que lleva a los españoles a situar a la clase política como la tercera de sus preocupaciones. Y el motivo sale a relucir un día sí y el otro también. La Ley de Presupuestos es la ley más importante de cada año, y por su importancia debería ser negociada con todos los grupos políticos para que fuera refrendada con el mayor apoyo posible. Con algunos grupos se llegaría a un acuerdo y con otros no, pero es la forma de transmitir al pueblo que se ha hecho todo lo posible para un entendimiento. De esta forma la democracia pierde valor, se gobierna a espaldas del pueblo y lógicamente surge en las gentes el descontento y el desprecio hacia sus políticos.

Al PNV esta Ley le preocupa lo que al Presidente los abucheos, el “forma parte del ritual” para el Presidente, es el ritual de los nacionalistas de cuánto vamos a recibir a cambio de nuestro apoyo. Y resulta que lo que van a recibir esta vez son 472 millones de euros por un año con el dinero de los parados españoles. La transferencia de las políticas activas de empleo y las bonificaciones a las empresas permitirá a Euskadi, con una de las tasas de paro más bajas de España, contar con una cantidad muy superior al del resto de autonomías que tienen transferidas las políticas activas de empleo (todas salvo País Vasco, Ceuta y Melilla).

Y esto no es una banalidad cuando nos enteramos que: hay más de millón y medio de hogares en los que ni uno sólo de sus miembros tiene un trabajo, en el que más de un millón de personas no cobra ya ningún tipo de ayuda, en el que el desempleo alcanza el 20,5 por ciento. No es ninguna banalidad, la banalidad viene del Presidente que llega a pactos difíciles de entender con tal de mantenerse como sea.

El pacto con el PNV incluye otros acuerdos firmados de los que nos iremos informando conforme se produzcan. Conociendo a nuestro Presidente, me temo que nada bueno será. Siempre que lo cumpla claro, que esa es otra.

Las declaraciones del Presidente del Gobierno afirmando que hasta la primavera del 2012, que coincide curiosamente con el fin de esta legislatura, el desempleo no descenderá, nos sitúa en la disyuntiva de pensar si: lo dice porque ya para entonces gobernará la derecha, y hay que empezar la oposición desde ya, atribuyéndose para entonces aquello de que “ya lo dije yo”, o su irremediable optimismo le lleva a creer que sin que disminuya la cifra de desempleados hasta entonces, tiene la oportunidad de volver a salir victorioso en las urnas.

Buenas noches y feliz día

Categorías:Economía, Política

Tagged as: , ,

1 reply »

  1. Las cuentas están echadas y estos señores que nos (des-)gobiernan cuentan con un repunte o mejora de la economía antes de las siguientes elecciones, de ahí que les resulte tan fácil vender al resto de españoles frente a unos cuantos nacionalistas para seguir en la poltrona.

    Podrían haber buscado el consenso con la principal fuerza de la oposición, el PP, aunque no lo lograsen pero demostrando voluntad por sacar adelante el país. Podrían haber negociado con otros partidos a cambio de un reparto más justo, pero nunca a cambio de más dinero para unos pocos (y más con el PNV que ya no gobierna en el País Vasco).

    Pero optan por vender un país a cambio de sus ansias de seguir aferrados al poder. Y ahí, ya lo dicen todo sobre lo que realmente les preocupan los ciudadanos de este país.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s