Economía

Brillantes comunicadores de nada

Si la política fuera una profesión, no una vocación, en las oficinas del SPEE, habría una larga lista de políticos apuntándose al paro. Desafortunadamente, no es el caso, y los políticos no vocacionales que son la mayoría, son el más claro exponente de la  incompetencia y la dejadez. Auténticos charlatanes de feria, con perdón, de los aconteceres públicos,  que intentan convencer al ciudadano de las bondades de sus medidas y decisiones con el engaño, el oscurantismo y la desinformación.

Zapatero así lo ha entendido también, y con la remodelación de su gobierno, pretende principalmente que los nuevos ministros, “brillantes comunicadores”, den cuántas explicaciones sean precisas al ciudadano para que éste entienda su proyecto.

Es loable que así sea, es más, tendría que ser una norma natural del político, explicar llanamente cuáles son los motivos para tomar esta o aquella decisión que pueda parecer discutida o controvertida.

Lo que uno piensa, dicho lo anterior, es que no encuentra entonces el motivo por el que durante 6 años y medio ha estado ocultando la información, nos ha mentido en incontables ocasiones y ha hecho y deshecho a su antojo cuánto ha querido, perjudicando a una mayoría de ciudadanos a los que presumiblemente tendría que haber protegido.

Porque, ¿qué nos explicarán ahora? ¿Permaneceremos boquiabiertos escuchando embelesados  las explicaciones de los nuevos ministros, mientras tratan de convencernos que no tienen culpa alguna de que cinco millones de españoles estén desempleados, que haya un millón y medio de familias con todos sus integrantes en paro, que un millón de ciudadanos hayan agotado ya la prestación por desempleo, que casi un cincuenta por ciento de los jóvenes no encuentren trabajo, que si lo encuentran es un trabajo precario con una remuneración escasa  a pesar de ser, en muchos de los casos, jóvenes con una preparación, carrera o estudios muy por encima del trabajo para los que son contratados, que uno de cada cinco de los españoles  esté en el umbral de la pobreza,   es eso lo que tratarán de explicarnos estos nuevos ministros, brillantes comunicadores?

¿O tratarán de que comprendamos las bondades de su maldita reforma laboral que servirá para poca cosa entre lo que no cuenta crear empleo?

¿O tal vez pretendan convencernos que los presupuestos pactados con los nacionalistas, que se aprobarán próximamente, son la panacea que nos conducirán a la buena senda y a través de ella al inicio de la recuperación económica?

Me importa un bledo que me expliquen algo que ellos mismos no se creen. Lo que nos interesa, lo que nos debe importar, es que empiece a descender el número de desempleados, que la financiación llegue al autónomo, a la pequeña y mediana empresa, que acometan en profundidad el recorte del escandaloso gasto público, que se fomente la solidaridad y no el enfrentamiento entre todos los españoles, que se vuelquen con los jóvenes para que recuperen su dignidad, perdida por el desencanto que les produce un país que los aleja y los maltrata negándoles su integración social y laboral.

¿Sabéis que pretenden con esta remodelación? Seguro que lo sabéis o lo intuís, piensan que nos hemos caído de un guindo. Lo único que buscan es arreglar las más que  previsibles derrotas electorales, empezando por las autonómicas catalanas del próximo noviembre, las autonómicas y municipales de 2011 y las generales de 2012. Eso y nada más es lo que le preocupa a Zapatero. Lo demás, son ganas de prolongar la agonía  de esta España enferma, a la que por su incapacitación y egoísmo ha llevado.

No sé si otro gobierno distinto, pudiera crear una corriente de optimismo general que generara un impulso multiplicador que nos permitiera sacar la cabeza del lodazal en el que estamos hundidos, nuestro país tiene tantos y tan variados son los problemas económicos y sociales que la dificultad es grande.

Pero contra las grandes dificultades está el empeño, la voluntad, el trabajo, la capacitación y el entusiasmo de lograrlo.

Y Zapatero no puede, no está capacitado. Sí lo está, para intentar recuperar el voto de los votantes de izquierda, desencantados por su giro hacia políticas conservadoras.

Ese y no otro es el principal objetivo de esta remodelación de ministros y a la vez brillantes comunicadores. La recuperación de nuestra economía, imprescindible para crear empleo, le importa un comino. Y no porque no quiera, sino porque no sabe.

Que un brillante comunicador, por muy ministro o súper ministro  que sea,  nos diga lo mal que estamos, no es preferible a otro sin brillantez que nos diga, voy a hacer esto y aquello y acierte al hacerlo.

Buenas noches y feliz día

1 reply »

  1. Tal vez, si analizamos lo que escribes desde la perspectiva del ciudadano de a pié, en cualquier país del orbe, que vé como sus gobernantes y de ahí hacia abajo en la escala de autoridades tienen asesores de imagen, se podría entender el que ante un descalabro descomunal se intente convencer a la ciudadanía mediante los oficios de “explicadores” de que todo está más o menos bien, que recurrir al pragmatismo necesario planteando soluciones medianamente inteligentes. En todas partes es lo mismo: un poco de cosmética por acá, un brochazo de maquillaje por este otro lado una liposucción por acullá y solucionado el drama, cuando en realidad el coso se soluciona con un poco de ejercicio y dieta balanceada.
    Es que la clase política en general parece haber olvidado, y si lo recuerda no le importa, que el pueblo, la gente, sus electores en último caso les han puesto ahí para que al menos haga el esfuerzo por alivianar la carga que a estas alturas significa el dia a dia para millones de seres humanos que ven sus espectativas frustradas y deben conformarse con un vivir sobresaltado, en la incertidumbre de si sus empleos (los que lo tienen) lo conservarán y por cuánto tiempo.
    Saludos desde el Sur.
    ————————————————————————————————————————
    PS. Gusto de encontrarte, ya no es tan lamentable tu desaparición de blogspot.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s