Reflexiones

Guerra al tabaco

El día 2 de enero de 2011, si nadie lo remedia, entra en vigor la Ley del tabaco, actualmente en el Senado bajo proposición de Ley. En España, como antes en Irlanda, Reino Unido y Chipre, se declara la guerra de todas las guerras al tabaco y a los fumadores. No estoy en contra de que las Autoridades Sanitarias dispongan las medidas necesarias para acabar con los “espacios con humo que tanto daño producen en el organismo y en las arcas del Tesoro por las enfermedades relacionadas con el tabaquismo” Lo respeto, respeto a los no fumadores y como soy respetuoso quiero que también se respete mi decisión de fumar. Si yo soy tolerante quiero que lo sean también conmigo.

Porque es una gran putada para los fumadores, vaya si lo es. Adiós al cigarrillo entre plato y plato de mi restaurante favorito, adiós al cigarrillo que acompaña al humeante y sabroso café. Adiós al cigarrillo de la sobremesa dónde se debaten los temas de más reciente actualidad. Nos han condenado por apestosos invocando el interés y bienestar general. Hay que aceptarlo, aunque  ese acatamiento a la Ley conlleve mi más enérgica protesta e indignación. Pero mientras llega el día anunciado, permítirme, cigarrillo en mano, que critique esta Ley por inoportuna, ruinosa para muchos, y cabreante para muchos más.

Empecé a fumar a los dieciséis años, ha llovido desde entonces. Los amigos, el cine, la televisión, la publicidad me incitaron a cometer semejante pecado del que hoy me quieren redimir unos políticos hipócritas que legislan en nombre del interés general para la mayoría, pero que olvida y condena a los apestosos del tabaco que llenan parte de las arcas del Tesoro con “su vicio nauseabundo” Digo yo que prohibir es fácil y productivo si la Ley además va acompañada de importantes sanciones para los que osen transgredirla. Os habéis detenido un momento a pensar cuánto nos han prohibido desde hace unos años. Si existiera partido político o cualquier tipo de organización cuyo objetivo primordial fuera el de Prohibido Prohibir, me afiliaría. Una vez afiliado les propondría cambiar el nombre por el de Prohibido Prohibir Nada (PPN) ya que Prohibido Prohibir (PP) no quedaría bien. Entiendo que entendéis que estoy refiriéndome a prohibir algo que ha estado permitido, no intento afiliarme a ningún partido u organización que de rienda suelta a los más bajos instintos del ser humano y el mundo se convierta en una orgía permanente dónde todo valga con tal de satisfacer los deseos y perversidades más ocultas.

Este gobierno, además de mentiroso, transgresor de derechos adquiridos, pusilánime, consentidor, derrochador, irresponsable, inepto, y cualquier otro adjetivo peyorativo similar, tiene el don de la inoportunidad. Con un país prácticamente en bancarrota, con el 20% de la población activa en el desempleo, con una de las mayores deudas externas del mundo, con una industria que ha desaparecido del mapa, si exceptuamos, aunque esté tocada, a la industria turística, la única que tira del carro dónde todos estamos subidos, se le ocurre presentar esta Ley para que el único motor que nos queda, pase de tocado a definitivamente hundido.

Digo yo que, podrían esperarse unos años a que escampe, a que la economía se recupere, haya menos desempleo, recuperemos parte de nuestra industria perdida, seamos más felices, tengamos las empresas y particulares más medios económicos y entonces sí, entonces hagan la Ley, pero no tal como está, no tan rigurosa, que haya un resquicio por pequeño que sea para que pueda seguir visitando mi restaurante favorito, fumar entre plato y plato, saborear el humeante y delicioso café acompañado de un cigarrillo y hacer la típica sobremesa sobre asuntos de actualidad en lugar de acordarnos de la madre de todos nuestros gobernantes mientras fumamos soportando a la intemperie, frío, calor, nieve o lluvia. Porque se puede y se debe tener un mínimo de tolerancia con los fumadores y no hundir a la industria turística al mismo tiempo.

La Federación Española de Hostelería (FEHR) ha advertido hoy que la prohibición total de fumar en los establecimientos de hostelería hará perder un 10% de la facturación y de los puestos de trabajo, lo que supondría la “ruina” del sector y un descenso del 0,7% del PIB español.

Para José María Rubio, presidente de la Federación Española de Hostelería la prohibición total de fumar causará perjuicios en el sector porque el tabaco está “muy vinculado” al consumo de restauración, ya que bares y restaurantes son puntos de encuentro social.

Con el lema “No a la prohibición total. Contra el tabaquismo, por el turismo y la hostelería”, los hosteleros repartirán más de 200.000 carteles, en los que se propone la existencia de áreas cerradas en las que se pueda fumar, en las que no puedan entrar los trabajadores del local, ni los menores de edad.

Ya digo, si la Ley se aprueba tal como está redactada, habrá que acatarla y esperar a ver que será lo próximo que se les ocurra para joder la marrana.

Buenas noches y feliz día

16 replies »

  1. El asunto de fondo es que el tabaquismo es una epidemia mundial, y es un problema de salud pública. El hecho de que hasta ahora se regule, no ha sido por falta de interés de la autoridades, sino que el poder de la industria tabacalera es tan grande, que han manipulado desde escritores de cine, hasta comprado las autoridades, no directamente con dinero para sus bolsillos (aunque también lo han hecho), sino con financiamiento de campañas políticas y proyectos específicos.

    Que si el ingreso al fisco se ve afectado por los impuestos de los cigarrillos? No. El tabaco no genera más que un porcentaje del total del gasto que hace el Estado en pagar por las enfermedades prevenibles de quienes están bajo la adicción a la nicotina.

    No es un tema de derechos, porque es sabido que el derecho de uno, termina donde inicia el derecho del otro.

    Ni hablar de la contaminación al ambiente. Una sola colilla de cigarrillo contamina entre 8 y 50 litros de agua potable. La mitad de los peces expuestos al contenido de una colilla, murió. Igualmente, una sola colilla demora hasta 18 años en descomponerse.

    Es un tema de informarse de todo esto, y no solo prohibir por prohibir, sino que esta prohibición es UNA de las 6 medidas propuestas por la OMS en su estudio MPOWER, para combatir el tabaquismo. Otra de sus medidas, es el establecimiento de clínicas de cesación. Distintos estudios, en distintos países, indican que al menos el 83% de las personas que fuman, quieren dejar de fumar.

    Los fumadores no son el enemigo. El tabaquismo es el enemigo. Sé perfectamente bien lo que es estar atrapado en esa tremenda adicción a la nicotina. De primera mano. Dejé de fumar hace 6 años, luego de fumar más de un paquete al día, habanos y shisha. Por momentos tenía un cigarrillo en una mano, un habano en la otra, y cuando terminaba el habano, encendia la shisha, para que oliera a frutas.

    De haber tenido LA MITAD de la información que hay disponible hoy en día, jamás habría iniciado a fumar.

    Este movimiento es contra la muerte del tabaquismo, por la protección de la salud de quienes no fuman y de quienes fuman, y el saneamiento de las finanzas de los sistemas de salud que ya suficientemente colapsados están como para seguir pagando por enfermedades que son prevenibles.

    Me gusta

    • fwustp, gracias por tu amplio y didáctico comentario que comparto en su totalidad, excepto en que el gasto sanitario supera a la recaudación de impuestos por el Estado. Desconozco si escribes desde España o no. En España el gasto sanitario empleado en combatir las enfermedades provocadas por el tabaquismo está en el 50%. Si así no fuera y estando como está la economía el Gobierno no tardaría ni un segundo en subir el impuesto sobre el tabaco.
      Saludos y gracias por comentar

      Me gusta

  2. Hola Almaes, opino igual que Leny.
    Las prohibiciones vienen del no respeto a lo que por consideración hacia el prójimo tendría que ser y no es.
    Si todos actuáramos como debiéramos, las prohibiciones no existirían. Pero el problemas es ese, la gente se saltan las leyes, las normas, lo que es por beneficio para todos el no respeto al todo, incluido a las personas.
    No se cuida y cuando hablo de no cuidar, hablo en general, el cuidado es básico para el mantenimiento de la vida y la buena calidad de está. Además de mantener un orden, totalmente necesario en la sociedad y en todos los sistemas de la vida.
    Un saludo muy cordial.
    ¡Vaya debate!, un tema polémico…

    Me gusta

  3. Yo tampoco estoy de acuerdo con las prohibiciones.No me gustan.No me parecen herramientas válidas para construir nada, pero…(siempre parece haber un pero…)

    En lugar de quejarnos porque NOS PROHIBAN…¿Lo correcto no sería que nadie tuviera que prohibir, porque cae de suyo que en lugares comunes, si hay gente que puede molestarle el cigarrillo, NO DEBIÉRAMOS fumar?…

    Es una pregunta nomás…Y me incluyo, eh?…

    Saludos alma…

    Me gusta

  4. En realidad, aquí en Argentina, hace tiempo que rige la prohibición de fumar en restaurantes, edificios públicos, bares…etc, etc, etc,…Sólo queda la propia casa para hacerlo.
    Yo soy fumadora y al principio no voy a negar que me costó, pero lo cierto es que el derecho del no fumador me parece que debe ser tenido más en cuenta que el del que sí fuma…
    Nosotros (los fumadores) asumimos los riesgos que implica el vicio, pero los que deciden no hacerlo no tienen porque ¨fumar de prestado¨…
    Al menos, es mi humilde opinión…
    Muy buen artículo!
    Saludos

    Me gusta

    • Leny, la casa, el coche por el momento, la calle, no en todas, y pocos sitios más salvo que te vayas de viaje al polo norte o sur o te metan en la cárcel y fumes en el patio. Totalmente de acuerdo que el derecho del no fumador tiene que prevalecer sobre el de los apestados fumadores. Yo sólo pido que nos busquen un rincón, un agujero dónde no podamos perjudicar a los no fumadores. Te aseguro que habría bastantes no fumadores haciendo cola para entrar en mi cubículo. Sería insano pero más libre. Con la prohibición total conseguirán que se respeten los derechos constitucionales de los no fumadores pero están conculcando el mío.
      Saludos

      Me gusta

  5. Tendrá que entrar algún empleado a limpiar ese cuarto para fumar. Además de ser de sentido común, está regulado en el punto 2 del articulo 6º del Real Decreto 2817/83 “Después de cada jornada de trabajo, o antes si es necesario, se procederá sistemáticamente a la limpieza y desinfección de todos los útiles empleados (mesas, recipientes, elementos desmontables de máquinas, cuchillos, etc.) que hayan tenido contacto con los alimentos. Los útiles y maquinaria que no se empleen cotidianamente serán lavados y desinfectados antes de ser utilizados nuevamente.”

    Me gusta

    • Buenas noches Pedro, entiendo que a los no fumadores este problema os parezca nimio o de escaso valor social. Supongo que los empresarios de Hostelería, que son los perjudicados además de los fumadores, tendrán estudiado el modo para que ningún empleado pueda acceder a la zona de los apestados. A mi así en frío se me ocurren dos maneras: una sería una puerta giratoria, como las que tienen las monjas en los conventos, para pasar los manteles, cubiertos, vasos y comida, o un montacarga a modo de como bajaban la comida a los leprosos en la película Ben-Hur. Bromas aparte, siempre que hay voluntad hay solución.
      Te agradezco tu comentario.
      Un cordial saludo

      Me gusta

  6. Pues al final habrá que dejar de fumar. Yo, cómo sabes estoy en el intento.
    Lo único que me reconforta actualmente es la cantidad de dinero que dejo de pagar en impuestos . Creo que un 70% del valor de lo que se fuma.
    Porque…cuando huelo n cigarrillo…me iría detrás. Como las ratas del flautista de hamelin.
    Además los no fumadores se sugestionan con las campañas anti tabaco ( Realmente dirigidas a los fumadores) y primero te miran como un enfermo. Al final te miran como un delincuente por atentar contra su salud.
    Esto ya pasó en Los EEUU.
    En fín, Prohibir es el atajo más corto y mas fácil. Pero con la mediocridad del gobierno y en este tema en concreto de la recién nombrada Ministra de sanidad ¿ Que puedes esperar?
    Viene un C.V. de los diferentes ministros de Sandad de la U.E. Sonrojante el de la nuestra. De vergüenza ajena.

    Me gusta

    • Elena, y si yo pudiera prohibir que me prohibiesen. ¿Te imaginas? O prohibir yo a los que prohíben. Lo que nos íbamos a reír. Primera regla, prohibido ser incompetente, el que lo fuere a la calle sin derecho a pensión. El inconveniente que tiene, tal como escribí en un post anterior, es que nos pasaríamos media vida votando hasta encontrar a políticos vocaciones competentes. ¿No crees?

      Me gusta

  7. Hola Almaes,
    Espero no te molestes, pero si sabemos que el tabaco es perjudicial para la salud, cada uno puede hacer lo que pueda con la suya, no lo que quiera, pues entiendo que el tabaco es adictivo, y no toda persona quiere o tiene la voluntad para dejar el cigarro , pero hay que intentar no dañar a los que no fuman , en especial a los niños y enfermos.
    Yo no veo mal que lo prohíban en espacios cerrados o en lugares que no tengan espacios precisos para ello.

    Un saludo cordial y que también tengas una buena noche y feliz día de mañana.
    Que si consiguieras dejar de fumar, seguro que sería mucho mejor, pues verías y notarias muchas ventajas y beneficios para tu persona y los que te acompañan.

    Me gusta

    • No Maricmasi, no me molesto. yo estoy de acuerdo que se prohíba fumar en lugares públicos, en todos, abiertos y cerrados, mi tolerancia lo admite. ¿Por qué entonces si alguien quiere tener un restaurante exclusivamente para fumadores, sin que pudieran acceder los menores no pueda ser posible? Independientemente del daño que podamos hacernos los fumadores, ¿qué daño estaremos haciendo si todos los que estamos en ese restaurante o salón somos fumadores y conscientemente vamos para fumar? Seremos el cuarto país europeo con una ley tan regresiva, en todos los demás hay en bares, restaurantes y discotecas lugares para fumadores. Aquí queremos ser más papistas que el papa, los primeros de muchas cosas y los últimos de más.

      Me gusta

  8. No soy fumador y no me gusta el tabaco, y debo confesar que el humo de los cigarros ajenos (sobre todo aquel que te echan a la cara) me resulta tremendamente molesto.

    Pero la verdad, también creo que si verdaderamente se hace por salud, se debería empezar por prohibir que las Tabacaleras sigan usando veneno en la fabricación de los cigarrillos, con el único fin de conseguir que los fumadores tengan una dependencia (cada vez mayor) del tabaco.
    No entiendo que se prohíba de forma radical, pero no se haga nada por evitar el uso de esas sustancias.

    Me gusta

    • Manu, soy fumador y he de confesar que también me molesta que me echen el humo a la cara. Está claro que añadir esas sustancias de las que hablas al tabaco conlleva a una gran dependencia de él, es la doble vara de medir de los hipócritas, impedir que fumes en lugares públicos, algo que comparto, y al mismo tiempo seguir ingresando 9.300 millones de euros en impuestos que supone el doble de lo que se gasta en sanidad por enfermedades derivadas del tabaquismo. Si fuera al revés, que el gasto sanitario supusiera el doble de los impuestos, actuarían de inmediato buscando soluciones. Aunque lo primero que harían sería subir los impuestos al tabaco.

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s