Día: 17 noviembre, 2010

Hay que arrimar el hombro

Achacar a José Luís Rodríguez Zapatero todos los males económicos que nos aquejan, además de injusto es una falacia. Cierto es que tenemos un Presidente de Gobierno con escasos conocimientos en la materia e incapaz de dejarse asesorar tan convenientemente como el país necesita. Pero hay más tela que cortar que la referida exclusivamente a él. El debate se plantea exclusivamente en el papel que está jugando este gobierno en la resolución de la crisis y olvidamos aquello que tantas veces hemos oído y hasta habremos reflexionado en más de una ocasión.Me refiero al axioma de, qué hace nuestro gobierno hacia nosotros y qué podemos hacer nosotros hacia él. Y nos pasamos el día lanzándole simulados objetos, toda suerte de improperios y hasta palabras malsonantes en lo que se ha convertido ya en una manifestación social digna de estudio y análisis. Aquí nadie tiene la culpa excepto Zapatero. Y no seré yo quien ahora, en un ataque repentino de arrepentimiento me lance a loar las bondades y las aptitudes del actual inquilino de la Moncloa.