Author Archives

almaes

Soy uno de los habitantes que puebla este viejo pero hermoso país al que llamamos España. He recorrido sus pueblos y ciudades, sus valles y montañas, he navegado sus mares y surcado el azul de sus cielos. Y allí donde fuere o estuviere siempre hallé el lado amable de su gente. La de la calle, la que no entiende de vaguedades, sortilegios ni componendas. La que llama al pan, pan y al vino, vino. El pueblo llano, capaz de las mayores gestas y heroicidades. Ahí está la historia para comprobarlo.

Inconformista desde la cuna, me asquea el pasotismo de muchos y el desapego de algunos. Hastiado que el mundo sea como es y no queramos o no sepamos cambiarlo. Un individuo más, integrante de una legión de indignados con nuestra clase política y económica. Los unos, auténticos charlatanes que no dignifican su profesión, sino que la envilecen y denigran. Los otros, barrigas llenas que nos contemplan desde sus torres de cristal y acero, impasibles ante el sufrimiento de un pueblo desolado por la crisis y el desempleo.

Agnóstico pero creyente del hombre bueno. Aprendiz de todo y maestro de nada. Hago lo que puedo y puedo con lo que hago. Vencido y frustrado en mil batallas pero renacido y dispuesto para la siguiente. Y… por si todo esto fuera poco bagaje, soy… sufridorrrrrrrrrrr

Rajoy, esa máquina de destruir empleo

"desempleo"

Por mucho que el Gobierno intente hacernos ver lo contrario, su balance en materia de empleo sigue siendo catastrófico. Los datos de la última Encuesta de Población Activa (EPA), conocida ayer, son concluyentes. A finales de marzo había en España 17.458.800 ocupados, frente a los 18.153.000 existentes al comienzo de la legislatura. Eso significa que, desde la llegada de Mariano Rajoy al poder en diciembre de 2011, han desaparecido 694.200 puestos de trabajo.

Justicia al fin para Víctor Jara

"justicia al fin para victor jara

Con las manos destrozadas por las palizas, Víctor Jara todavía logró escribir unos últimos versos a lápiz en una libreta que pudo entregarle a uno de sus compañeros y que hoy conserva la Fundación Jara. “¡Canto, qué mal me sales / cuando tengo que cantar espanto! / Espanto como el que vivo / como el que muero, espanto”. Las heridas de Víctor Jara y de su familia empiezan a curar con cuatro décadas de retraso.

Guía para votar bien

"votando"

El mes que viene son las elecciones municipales y usted con estos pelos. No se preocupe, hemos escrito una rápida guía para que no tenga que leerse ningún programa electoral, aunque no pensara hacerlo de todas formas. Sólo tiene que elegir el partido que aparece en la definición que más casa con usted.