Categoría: Política

Seguir en la resignación o plantar cara. Tú decides

"Plantar cara"

Estamos hoy en un momento en el que, como en otras ocasiones de la historia, las sociedades han tenido que escoger un camino u otro. O seguir en la resignación o plantar cara. La resignación es un producto que como cualquier droga duerme a la gente, duerme su conciencia. La resignación es hija de ese discurso totalizador cual si fuese una nueva religión; no hay más verdad que la competitividad, no hay más santos ni más poderes que los mercados, la economía tiene que crecer constantemente. No importa que se contaminen las aguas, que se contaminen los ríos, los mares o los aires. Competitividad, crecimiento sostenido y los mercados. Eso es lo único que importa, su poder no puede ser contestado. Y además, nos demuestra la existencia de las propias sociedades, que esto es lo que produce bienestar. Y no importa que las personas de la calle vean que ese bienestar no ha llegado al hijo o la hija, no importa que la mujer madre y esposa tenga que trabajar, aunque no cobre lo mismo que el hombre haciendo la misma tarea, no importa, porque le están diciendo que no hay más bien que la competitividad, lo bien que vamos, lo bien que vivimos, los datos, las cifras. No importa que la gente vea en su entorno hechos que están contradiciendo ese mensaje, porque para que no se vea o, para que sea menos hiriente, hay sucedáneos que nos nublan y no nos dejan ver con claridad.

Extraordinario discurso de Julio Anguita. No te lo pierdas.

La realidad y el voto

"realidad y voto"

A la ciudadanía se le pinta el caos, la hecatombe, como alternativa a lo que hay, como si la desgracia y la catástrofe no formasen parte ya de la realidad cotidiana. Trabajo siglo XIX a cambio de cama y comida, emigración como salida, cesta de la compra inalcanzable para millones de personas, represión para la disidencia, salud y educación para los pudientes o energía como lujo, son pinceladas de la realidad liberal y neoliberal del PP y del PsoE. ¿Sirve votar? Sí, al menos para aliviar la conciencia propia y no sentir que la complicidad con ellos nos condena.

Carta abierta de Alexis Tsipras a los ciudadanos alemanes

"alexis tsipras"

Con la victoria de SYRIZA, Alemania y, en particular, los trabajadores alemanes, no tienen nada que temer. Nuestra tarea no es crear conflictos con nuestros socios. Ni siquiera para obtener préstamos más grandes, o el equivalente, el derecho a déficits más altos. Por el contrario, nuestro objetivo es lograr la estabilización del país, presupuestos equilibrados, y por supuesto el final de la gran contracción de los más débiles: los contribuyentes griegos, en el contexto de un acuerdo de préstamo pura y simplemente inaplicable.

Debate sobre el estado de Suciedad

"debate sobre el estado"

El festejo es malo. La potencial audiencia sabe de antemano todo cuanto va a ocurrir. Mariano Rajoy, el presidente del gobierno, presumirá de una recuperación económica que solo él y sus selectivos aliados y colaboradores ven. No dirá ni media palabra de las corrupciones que tiznan a su partido y, por si acaso, advertirá que nada puede “poner en peligro” esas saneadas cuentas corrientes del Estado que contempla en sueños.

No es momento de juegos en Europa

"UE"

¿Cómo sabemos que nuestra modesta agenda política, que constituye nuestra línea roja, es correcta? Lo sabemos mirando a los ojos de los hambrientos de las calles de nuestras ciudades o contemplando a nuestra agobiada clase media, o tomando en cuenta los intereses de la gente que trabaja duro en cualquier pueblo o ciudad de Europa dentro de nuestra unión monetaria. Al fin y al cabo, Europa solo recobrará su alma cuando recupere la confianza de la gente poniendo sus intereses en el centro de la escena.