Etiqueta: Casta política

Gracias por vuestros desvelos

Gracias Señor Presidente del Gobierno, gracias Señor Ministro de Trabajo, gracias a los representantes de los dos sindicatos mayoritarios, gracias a la nueva dirección de la CEOE y gracias a cuantos han intervenido e intervendrán en la negociación sobre el pacto de las pensiones.

Gracias por salvar nuestras pensiones y la de nuestros hijos. No saben sus señorías el peso tan enorme que nos han quitado de encima.

Gracias por regalarnos dos años más de trabajo. No se preocupen, nos sobran fuerzas para soportarlos, además, ¿qué haríamos durante esos dos años sin nuestro trabajo? nos moriríamos del tedio insoportable de la complacencia y la libertad.

Gracias por reducir nuestras pensiones un 20% ¿Qué es una quinta parte de nuestra pensión? ¿En qué la emplearíamos o malgastaríamos? Mejor que se la quede el Estado que tiene muchos agujeros que tapar, muchos amigos, correligionarios, enchufados, besa culos y pelotas empedernidos esperando su vergonzante oportunidad.

Gracias por vuestros efusivos abrazos, besos y felicitaciones tras el anhelado acuerdo final. Nos hace ver lo contentos que estáis y lo que os preocupáis por nosotros

De espaldas al pueblo, como siempre

No nos engañemos y que no te engañen. Lo que está ocurriendo en nuestro país no es flor de un día. No ha surgido de imprevisto. A lo que estamos asistiendo entre sorprendidos, incrédulos y con una indignación que va creciendo día tras día, es a la culminación de un largo proceso de incompetencia, de despilfarro público, de corrupción y de ocultación sistemática de la realidad. Es el arte del engaño, así como suena, así de crudo, así de real.

Somos un pueblo engañado, maltratado, vejado y humillado. Ha llegado la hora de decir bien alto ¡basta ya! No más engaños, no les demos ninguna otra oportunidad, que se vayan con sus mentiras y con sus pensiones, con sus sueldos vitalicicios y con sus cargos de consejeros en empresas privadas, altamente remunerados, a engañar a otra parte, aquí ya no les queremos. Estamos muy hartos de ellos. Asqueados, totalmente asqueados de su doble vara de medir

La crisis; entre la cerilla y el bidón de gasolina

Mi primera reflexión, en este año recién alumbrado, va encaminada a ahondar en ese sentimiento, ya casi generalizado en los ciudadanos, entre confusión, incertidumbre e indignación. Esta última, aún no manifestada con virulencia, hay una cerilla que reposa en su caja y un bidón de gasolina que permanece cerrado.

Que el ciudadano de a pie está confuso, inquieto y desorientado lo vemos y oímos a diario. Casi nadie entiende realmente cómo hemos podido llegar a esta situación, si exceptuamos a las personas mayores que constantemente nos están recordando que hemos vivido por encima de nuestras posibilidades. Y no dejan de tener razón,

Necesitamos gurús políticos

Que un país, España, lleve casi quince años huérfano de líderes políticos, independientemente de su ideología, nos ha de hacer reflexionar en su causa, y entender la poca o nula valoración que tienen hoy los políticos, reflejadas en las distintas encuestas que se vienen realizando desde hace bastante tiempo. Los políticos, de hoy en día, han pasado, de ser considerados como los encargados de la resolución de los problemas de una comunidad, a ser un problema más.