Etiqueta: Información

Me despiden; carta de un médico catalán

"Me despiden"

Esta carta circula por Internet, como en tantas ocasiones, se va pasando de unos a otros. Como no va firmada, desconozco si es real o ficticia, aunque ésto no sea lo importante. Lo realmente importante es el contenido porque refleja una verdad cruda pero real. Es el inicio, después de los recortes de Zapatero, de una innumerable cantidad de recortes sociales que se avecinan. Apretémonos los machos o indignémonos y protestemos. Tenemos la primera oportunidad de hacerlo el próximo 20 de noviembre.

Zapatero; ¡yo no soy un tonto el haba!

Los medios de comunicación coincidían el pasado viernes veintiocho en un optimista encabezado: había pacto social entre sindicatos, empresarios y Gobierno. El desarrollo de la noticia nos hacía partícipes del hecho de que este gran acuerdo era la piedra básica para enfrentar la salida de la crisis, para ahuyentar el pesimismo de los mercados respecto del futuro de nuestro país, para garantizar de forma definitiva el cobro de la pensión a todo el que se encuentre en expectativa e incluso a aquellos que ni siquiera han empezado a cotizar.

A eso de las nueve y media de la mañana de ese mismo viernes, cuando aún no habíamos digerido en su totalidad la buena nueva, cuando la alegre foto en colores de un país en

La información y los derechos del individuo

La intimidad contiene nuestra personalidad, nuestros valores morales y religiosos, nuestras tendencias sexuales y amorosas, nuestras orientaciones ideológicas. Hay una parte de la existencia humana que necesariamente tiene que mantenerse individual e independiente, y que queda por derecho fuera de toda competencia social. Esto, escrito así, sin más, está fuera de toda duda. Sin embargo las exigencias de una información más clara chocan en bastantes ocasiones con las exigencias a la intimidad. Hace unos pocos años, la epidemia de SIDA fue una de las cuestiones más emotivas y que más impacto causaron en la opinión mundial a cuenta de la información. A medida que el SIDA se propagaba rápidamente por muchos países

El arte del engaño

Por las mentes de nuestros gobernantes fluyen cada día, infinitas variedades de engaños que se encuentran en las ingentes masas de datos, información y conocimiento que poseen.
Desde siempre he mantenido que esa información, la que no compromete a la seguridad del Estado, debería llegar al conocimiento de los ciudadanos, al fin y a la postre, serán ellos los beneficiarios o perjudicados. Como mantengo, así mismo, que la información que un ciudadano debe recibir es una condición sine que non para la democracia. Si nos hablan de la crisis económica, por ejemplo, parecería lógico que nos informaran, desde el principio, de los datos reales por escalofriantes que fueran. Ellos, los gobernantes, deben pensar que somos idiotas, que si conociéramos todos los datos, toda la información, todo el conocimiento, la gente saldría a la calle en tropel para correrles a garrotazos.