Etiqueta: Social

Gracias por vuestros desvelos

Gracias Señor Presidente del Gobierno, gracias Señor Ministro de Trabajo, gracias a los representantes de los dos sindicatos mayoritarios, gracias a la nueva dirección de la CEOE y gracias a cuantos han intervenido e intervendrán en la negociación sobre el pacto de las pensiones.

Gracias por salvar nuestras pensiones y la de nuestros hijos. No saben sus señorías el peso tan enorme que nos han quitado de encima.

Gracias por regalarnos dos años más de trabajo. No se preocupen, nos sobran fuerzas para soportarlos, además, ¿qué haríamos durante esos dos años sin nuestro trabajo? nos moriríamos del tedio insoportable de la complacencia y la libertad.

Gracias por reducir nuestras pensiones un 20% ¿Qué es una quinta parte de nuestra pensión? ¿En qué la emplearíamos o malgastaríamos? Mejor que se la quede el Estado que tiene muchos agujeros que tapar, muchos amigos, correligionarios, enchufados, besa culos y pelotas empedernidos esperando su vergonzante oportunidad.

Gracias por vuestros efusivos abrazos, besos y felicitaciones tras el anhelado acuerdo final. Nos hace ver lo contentos que estáis y lo que os preocupáis por nosotros

La información y los derechos del individuo

La intimidad contiene nuestra personalidad, nuestros valores morales y religiosos, nuestras tendencias sexuales y amorosas, nuestras orientaciones ideológicas. Hay una parte de la existencia humana que necesariamente tiene que mantenerse individual e independiente, y que queda por derecho fuera de toda competencia social. Esto, escrito así, sin más, está fuera de toda duda. Sin embargo las exigencias de una información más clara chocan en bastantes ocasiones con las exigencias a la intimidad. Hace unos pocos años, la epidemia de SIDA fue una de las cuestiones más emotivas y que más impacto causaron en la opinión mundial a cuenta de la información. A medida que el SIDA se propagaba rápidamente por muchos países