Etiqueta: Zapatero

PPSOE; Veredicto de culpabilidad

Culpables. No es necesario más que informarse medianamente de la nefasta gestión que han realizado y realizan los dos partidos mayoritarios para dictar un veredicto de culpabilidad; por el despotismo con el que gobiernan, por la corrupción que han permitido exista en todos los niveles de la Administración

Zapatero; ¡yo no soy un tonto el haba!

Los medios de comunicación coincidían el pasado viernes veintiocho en un optimista encabezado: había pacto social entre sindicatos, empresarios y Gobierno. El desarrollo de la noticia nos hacía partícipes del hecho de que este gran acuerdo era la piedra básica para enfrentar la salida de la crisis, para ahuyentar el pesimismo de los mercados respecto del futuro de nuestro país, para garantizar de forma definitiva el cobro de la pensión a todo el que se encuentre en expectativa e incluso a aquellos que ni siquiera han empezado a cotizar.

A eso de las nueve y media de la mañana de ese mismo viernes, cuando aún no habíamos digerido en su totalidad la buena nueva, cuando la alegre foto en colores de un país en

Hay que arrimar el hombro

Achacar a José Luís Rodríguez Zapatero todos los males económicos que nos aquejan, además de injusto es una falacia. Cierto es que tenemos un Presidente de Gobierno con escasos conocimientos en la materia e incapaz de dejarse asesorar tan convenientemente como el país necesita. Pero hay más tela que cortar que la referida exclusivamente a él. El debate se plantea exclusivamente en el papel que está jugando este gobierno en la resolución de la crisis y olvidamos aquello que tantas veces hemos oído y hasta habremos reflexionado en más de una ocasión.Me refiero al axioma de, qué hace nuestro gobierno hacia nosotros y qué podemos hacer nosotros hacia él. Y nos pasamos el día lanzándole simulados objetos, toda suerte de improperios y hasta palabras malsonantes en lo que se ha convertido ya en una manifestación social digna de estudio y análisis. Aquí nadie tiene la culpa excepto Zapatero. Y no seré yo quien ahora, en un ataque repentino de arrepentimiento me lance a loar las bondades y las aptitudes del actual inquilino de la Moncloa.

Un lección para Zapatero

El mensaje que los electores estadounidenses han dado al Presidente Obama ha sido claro; “no abandones los objetivos, cambia las formas de gobernar para conseguirlos”

Gobernar con una crisis como la que nos ocupa no es fácil, es tremendamente complicado. Si además encadenas varias crisis sucesivas que nadie habían anticipado, la frustración te inmoviliza. Ya investido presidente la crisis financiera golpeaba con saña al país. Tuvo que acudir al rescate de entidades de crédito en bancarrota a causa del estallido de las hipotecas basura para evitar una recesión parecida a la de los años treinta, tan en el recuerdo de los estadounidenses. Sus mayores logros; la asistencia sanitaria que al final por la intransigencia de muchos se quedó a medias, las guerras ya en su final, los atrasos en sectores energéticos y la inversión en infraestructuras, tan desatendidas, fueron sus promesas electorales que ha logrado sacar con buena nota. Por el contrario gobernar con una mayoría holgada en ambas cámaras, sin hacer participar a la oposición y el aumento del desempleo han sido las causas de la debacle electoral que ha sufrido.

Muchas semejanzas con la situación española hasta la derrota. A partir de ahí, su primer discurso deja bien a las claras que ha entendido el castigo infringido en las urnas y su compromiso de efectuar los cambios necesarios en sus políticas, para volver a obtener la confianza del electorado, le honra.

Ganar tiempo al tiempo

De momento tendremos que seguir esperando. La Junta de Portavoces del Congreso ha rechazado una petición del PP para que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, comparezca ante el Pleno para explicar las “consecuencias que tendrá para España” el pacto parlamentario alcanzado con el PNV para la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2011.

A pesar de ello, los nacionalistas vascos están tan eufóricos que alardean de lo que han logrado, y uno, que se temía algo gordo, se queda, si cabe, aún más irritado y preocupado.

Dejando aparte la veintena de transferencias que se acordaron el pasado viernes, consecuencia del desarrollo del Estatuto de Guernica

Nervios en los socialistas

Ya no es un secreto, porque aunque ellos cierran filas y pretenden que lo sea, sólo consiguen, de alguna manera, que sea un secreto a voces. Los nervios han aflorado entre los barones del PSOE, y aunque en público cierran filas en torno al jefe, en privado, off the record o en camarilla, sueltan los más encendidos reproches a Zapatero, hasta asegurar que por este camino, emprendido por el presidente, el desastre electoral en las elecciones de mayo 2011 primero y en las de 2012 después, puede ser escandaloso. El desgaste viene de hace tiempo pero la puntilla han sido las primarias de Madrid.